Opinión

Tic, tac, tic, tac…salimos del agujero negro

“La ilusión no se come -dijo ella- no se come pero alimenta- replico el coronel”. Gabriel García Márquez

En el barrio de San Francisco un cartel le recuerda los días que le queda al Gobierno Tripartito de PSOE, PA e IU.

“La ilusión no se come -dijo ella- no se come pero alimenta- replico el coronel”. Gabriel García Márquez. Esta frase resume el momento que estamos viviendo en Ronda. Creo que las elecciones del próximo domingo son de las más deseadas por todos los rondeños, después de estos tres años de una Corporación, de la cual está todo dicho, pero que visto lo visto se unieron no por Ronda sino por ellos y para ellos.

Cuando vayamos a votar lo haremos con un sentimiento de alivio, ya que pondremos fin a un tiempo negro en el que Ronda, ha visto como se han perdido tres años y como la falta de dialogo, y de exceso de autoritarismo por parte de esta Corporación han crispado las relaciones de muchos colectivos de Ronda, y de casi todos los ciudadanos en general.

Pero como dice el dicho no hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo aguante, aunque hay algunos que pretenden seguir, espero que los rondeños no olvidemos quienes han sido los autores de la etapa más inoperante de todas las corporaciones habidas.

Pero miremos al futuro y aunque estos días se nos ofrece una Ronda idílica en la que se pretenden llevar a cabo grandes obras: Autovía, PGOU, Plan Especial del Casco Histórico, Alternativas al eje Barrio San Francisco-Plaza España, etc, etc. Obras que no son de hoy para mañana sino que necesitan de mucho tiempo para su realización, al no depender solo de nuestro Ayuntamiento, pero es bueno y necesario que se inicien los trámites para que sean una realidad en el menor tiempo posible.

Pero lo que si pediría al próximo equipo de gobierno es que seamos realistas en nuestras peticiones y sobre todo, que se hagan desde el consenso y el asesoramiento de los rondeños, pues las necesidades y el conocimiento de las problemáticas de Ronda las sabemos mejor que nadie, por tanto hagamos nosotros el diagnostico de su desarrollo y una vez tengamos ese dictamen consensuado, busquemos las ayudas necesarias para poder llevarlos a cabo.

Estos tres años, para el olvido, creo que han despertado la conciencia del rondeño, y es que la democracia no es votar cada cuatro años, sino la participación a lo largo de toda una legislatura, las instituciones promoviendo ésta y recogiendo las inquietudes que en el día a día se van sucediendo, y el ciudadano participando, aportando ideas y aceptando el resultado de las mayorías.

Espero que la nueva Corporación sepa canalizar las nuevas inquietudes que han surgido y que seguro surgirán pues en ello nos va unos años decisivos por el futuro de Ronda y en consecuencia de los rondeños.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*