Ronda

La plataforma contraria al corte del Puente Nuevo convoca una manifestación para el día 24 de diciembre a las 12.00 horas

Partirá desde la Alameda del Tajo y tras recorrer la calle Virgen de la Paz finalizará en la plaza de España, donde se leerá un manifiesto de protesta

La Plataforma se muestra contraria al corte del Puente Nuevo al considerar que aísla la zona sur de Ronda.

La Plataforma Ciudadana de Afectados por el Corte  del Puente Nuevo ha convocado para el día 24 de diciembre, a las 12.00 horas, una manifestación que recorrerá el centro de la ciudad para mostrar el rechazo de los rondeños a la regulación de tráfico que quiere establecer el equipo de Gobierno Tripartito (PSOE, PA e IU) en el eje Cuesta de las Imágenes-calle Armiñán-Puente Nuevo, sin antes dar una vía alternativa ni establecer aparcamientos disuasorios en la entrada a Ronda por el barrio de San Francisco.

La manifestación, que se convoca bajo el lema: “Sin alternativa, no al corte del Puente Nuevo” partirá en vísperas de la Navidad desde la Alameda del Tajo, para posteriormente recorrer la calle Virgen de la Paz y finalizar en la plaza de España, donde se mantendrá el acto central y se leerá un manifiesto de protesta.

En este sentido, desde la Plataforma, que ya ha iniciado otras acciones, se ha informado que se ha decidido realizar esta manifestación para poner de manifiesto al Tripartito que con esta medida “nos separan, nos discriminan, nos aíslan y nos multiplican por diez las distancias”.

Mientras se produce este movimiento ciudadano, la Concejalía de Tráfico, que dirige Paqui González (IU), sigue con los preparativos para establecer el corte del Puente Nuevo. De hecho ya se ha aprobado un gasto de 6.400 euros para comprar las señales y paneles que se van a repartir por el casco histórico.

De otra parte, el Puente Nuevo, que tras 40 días de obras, plazo establecido para la reparación del tablero, sigue cerrado al tráfico a pesar de haberse cumplido el periodo fijado para los trabajos.

Finalmente, este próximo lunes los comerciantes, empresarios y trabajadores del barrio de San Francisco podrían protagonizar otro acto de protesta contra esta regulación, que según aseguran ya ha supuesto el despido de algunos empleados de bares y restaurantes, ante el importante descenso de clientes que se ha producido desde que el Puente Nuevo está cortado al tráfico por las obras. Aseguran que si se mantiene la medida, será su ruina.