Ronda

La Consejería de Educación retira el amianto de la cubierta del instituto Gonzalo Huesa

Estos trabajos han provocado el malestar de algunos usuarios y de trabajadores del centro sanitario, ya que el pasillo que se ha habilitado para acceder al edificio se encuentra muy próximo a las obras, lo que a su juicio puede suponer un peligro, ya que se está retirando un material considerado como perjudicial para la salud

Los trabajos se están realizando durante estos días en el instituto rondeño.

La Consejería de Educación está procediendo a la retirada de la cubierta de fibrocemento (amianto) del Instituto de Enseñanza Secundaria (IES) Gonzalo Huesa, así como de parte del Centro de Salud de Santa Bárbara. Para ello se han acotado parte de los jardines de estas instalaciones sanitarias.

Estos trabajos han provocado el malestar de algunos usuarios y de trabajadores del centro sanitario, ya que el pasillo que se ha habilitado para acceder al edificio se encuentra muy próximo a las obras, lo que a su juicio puede suponer un peligro, ya que se está retirando un material considerado como perjudicial para la salud. No obstante desde la dirección del centro educativo se ha explicado que se están tomando todas las medidas de seguridad que marca la legislación para la retirada del amianto.

La actuación, que cuenta con un presupuesto de 232.653,67 euros y un plazo de ejecución previsto de dos meses, está siendo desarrollado por la empresa Chirivo Construcciones S.L.

Las obras se están centrando en la retirada de las placas de cubiertas de fibrocemento existentes en el edificio de aulas y su sustitución por paneles de tipo sándwich. Estos trabajos incluirán además el desmontaje y recuperación de la teja curva cerámica de la que dispone el techo del edificio. Asimismo, se limpiarán y protegerán las cerchas metálicas existentes, se colocará una tela asfáltica sobre el casetón de la maquinaria del ascensor y se realizarán otros trabajos y pintura de exterior e interior.

Esta intervención, de la que se beneficiarán los más de 400 alumnos y alumnas matriculados en el centro, se enmarca en la planificación para la retirada progresiva del amianto en las infraestructuras educativas aprobada por el Consejo de Gobierno el pasado 5 de julio de 2016, que ejecuta la Consejería de Educación a través de la Agencia Pública Andaluza de Educación y que cuenta con un presupuesto de 60 millones de euros hasta el año 2022.