Entrevistas

Manuel García Rubio, candidato de EVA: «Unir el PSOE hace 25 años no me sirvió para nada»

Manuel García Rubio, quien fuera alcalde de Ronda entre 1987 y 1991 por el PSOE, vuelve con fuerza a la primera línea política rondeña, esta vez como candidato de Espacio Verde de Ronda (EVA). Y lo hace sin morderse la lengua, con ilusiones renovadas y pensando que EVA puede ser una solución para muchos de los problemas que aquejan a la ciudad.

Vuelve usted a la actividad política 24 años después. ¿Por qué ha decidido dar este paso?
Es una respuesta un poco compleja. Yo en ningún momento pensé en volver a la política, una vez que ya he terminado mi actividad profesional. Pero charlando con un grupo de gente joven, que ya había tenido la oportunidad de estar en ese partido, me lo propusieron. Me dijeron que si decidía ser el candidato ellos me apoyarían. Me lo dejaron al alcance de la mano, y finalmente decidí ir. Yo he vivido mucho tiempo en Ronda, pero también he viajado mucho, y ahora mismo tengo una formación completamente distinta, políticamente hablando, de la que tenía en 1987, cuando fui alcalde con el Partido Socialista. Entonces me quedó un rescoldo de querer hacer más y no poder, porque hubo una situación de inestabilidad política e irrumpieron otros con más fuerza en el partido en Málaga, que es donde se cuecen todos los garbanzos de Ronda. Y me la jugaron, porque me apoyaron casi hasta el final y luego me dijeron que no.

¿Se siente decepcionado con la actitud del partido hacia usted, teniendo en cuenta que usted hizo por decirlo así de bombero, ya que apagó muchos fuegos?
Es cierto que el partido en ese momento estaba bastante dividido, descohesionado, y yo uní de nuevo a todas las fuerzas y todas las tendencias que había. Pero no me sirvió de nada. Hice de bombero y solucioné el problema de un Ayuntamiento que estaba caótico en todos los aspectos. La administración se llevaba de aquella manera, estaba totalmente estancada, no había ni un duro que gastar en nada. Ni en una bombilla. Hay veces que me decían: “Alcalde, necesitamos dos docenas de bombillas para no sé donde…”. Y yo les tenía que decir que no había dinero, que pidieran prestado y que ya lo pagaríamos. Esa era la situación.

«La entrada de Marín Lara en el PSOE fue lo que me impulsó a dejar el partido y la verdad es que me dolió mucho hacerlo»

Lo que le empujó a abandonar definitivamente el PSOE, en el que militó muchos años, fue el acto de transfuguismo protagonizado por Marín Lara, que usted criticó públicamente.
Y me dolió mucho. Fue una situación realmente dolorosa. No sé cómo un partido como el PSOE, con tantos años de tradición, hizo eso. Hubo unas direcciones provinciales y regionales que no estuvieron a la altura. Yo pertenecí al partido desde el año 1974, todavía en la clandestinidad y cuando todavía corría cuando se presentaban los de siempre. Mantuve mi carné cuando llegué aquí, seguí afiliado y seguí pagando mis cuotas, y me estuvieron tentando para ir en las municipales, pero tenía mi trabajo y no quería meterme en la actividad política. Pero al final, y resumiendo mucho, la situación que se creó después en el Ayuntamiento, de si ahora me alineo con Marín Lara, con el PP, luego echo a los del PP y meto al PA, que si el GIL… Yo en ese momento tenía tanta rabia que escribí un artículo y no me quedó otra que decir adiós muy buenas.

Se le ve optimista en esta nueva etapa. ¿Qué puede ofrecer EVA a los rondeños?
EVA es un partido nuevo, relativamente joven, con una cantidad de gente muy ilusionada por hacer algo por Ronda y eminentemente local. No tiene ataduras externas ni compromisos.

Precisamente en la presentación destacó mucho eso.
Es que es muy importante. Porque con las ataduras lo que pasa es que obedeces o te echan a la calle. Y yo ya paso de eso. Yo renuncié al PSOE por muchos motivos y no quiero caer otra vez en lo mismo, en tener ataduras de direcciones provinciales o regionales, que tan mal se han portado conmigo. Tengo que decirlo. Alguna persona se portó bien, pero solo una.

EVA hace propuestas nuevas, que no se habían escuchado antes en nuestra ciudad. La gestión conjunta de la plaza de toros, la potenciación del mundo rural y agrícola, que Unicaja devuelva la deuda histórica… Ha trabajado mucho en su programa.
Así es, llevamos muchas semanas trabajando mucho y creemos que todas las propuestas tienen su razón de ser.

«En la actualidad Ronda está deprimida y alejada del ritmo que llevan otras ciudades andaluzas de similar potencial»

Vamos a analizar estos puntos uno por uno. Empecemos por la potenciación de lo rural.
Pues mire, creemos que Ronda ha perdido el contacto con el campo, cuando el campo es nuestro, es lo que nos rodea. No tenemos nada más que el campo y pueblos alrededor que tenemos que reunir y hacer fuerza juntos. Podemos unir ese conjunto de pueblos y lugares de la Serranía y hacer una plataforma común que exija todas las infraestructuras que hacen falta para hacer de la comarca un lugar con más futuro, más viable. Porque ahora está cada uno dando palos de ciegos por su lado. Un alcalde se queja de las carreteras, otro de otra cosa… Hay que reunirse y decir a Diputación, a la Junta o a quien sea “aquí estamos nosotros con esta propuesta”.

¿Y en cuanto a la cogestión de la plaza de toros?
La plaza de toros es un monumento único, posiblemente en todo el mundo. Yo he estado siete años en Inglaterra y allí todo el mundo conoce Ronda, el Puente Nuevo y la plaza de toros, en este orden. El Puente es el monumento más universal. Y la plaza de toros está incumpliendo su cometido básico para lo que se creó tal y como se creó, que fue a instancias de Felipe II. Las bases de la fundación se han roto y ahora se dedica al turismo y a sacar buenos dividendos. Y ahí es donde entramos nosotros. El suelo en el que descansa la plaza de toros es propiedad municipal, cedido para un fin concreto que no se ha cumplido.

Otro proyecto es la creación de una universidad en el antiguo Colegio El Castillo. ¿No cree que eso es un brindis al sol?
No. Yo he conocido universidades en Inglaterra y Estados Unidos con hasta 45.000 alumnos, pero también he conocido otras con 5.000, 2.000 e incluso menos. Y sigue funcionando. Tenemos ya los pilares, la estructura, que es El Castillo, donde hay espacio suficiente.

¿Pero de dónde se saca el dinero?
Bueno, si cogestionamos la plaza de toros, ahí tendremos un buen dividendo. Tendremos que conseguirlo.

«Las comunicaciones son el gran tema pendiente para Ronda por parte de los distintos gobiernos»

Y a Unicaja también le exigirían el cumplimiento de los acuerdos que se firmaron para la fusión de las cajas.
Así es, porque Unicaja dijo que respondía por Ronda, pero todo se quedó en papel mojado. Los inmuebles que existían en 1991 siguen estando ahí, no se ha movido ni un ladrillo. Al contrario, se han ido cerrando colegios, hogares de ancianos y demás, y no está gastando ese dinero que prometió, así que la deuda sigue ahí.

Que la reclame usted precisamente puede sonar raro, porque fue el alcalde que más apostó por el proceso de fusión de Unicaja.
Vuelvo al PSOE. Desde el partido me informaron de cuál era el proceso, y yo estaba de acuerdo con la fusión. Y lo sigo estando, le explico por qué. En los años 89, 90 y 91 había una gran movida económica por toda Europa, una cantidad de buitres de las finanzas que querían deglutir todo lo que había suelto en España. ¿Y qué había suelto en España? Pues las cajas de ahorro, que estaban en la ruina. Así que la apuesta del PSOE era unificar las que tenían menos posibilidades de sobrevivir. La Caja de Ahorros de Ahorros de Ronda estaba en la cima, era la mejor, pero también estaba amenazada. Y se unió con las cajas periféricas de Almería, Antequera, Cádiz, Málaga, Jaén… Pues bien, es la única caja que se ha mantenido. El resto las han deglutido los buitres que fueron a por ellas, y que fueron La Caixa, la Kuxa, la otra y la otra. Han desaparecido, han huido de nuestra región, mientras que Unicaja se mantiene porque esa fusión la hizo más fuerte. Si no se hubieran fusionado, ¿dónde estaríamos ahora? Pues a lo mejor teníamos una sucursal en Barcelona.

¿Cómo ve el presente de Ronda y cómo imagina el futuro?
En el presente Ronda está deprimida, en una situación bastante alejada del ritmo que llevan otras ciudades. No está incorporada a la oferta y la demanda que sí tienen ciudades similares. No tiene futuro para nadie, y no quiero ser pesimista, porque tiene un gran potencial. Ahora mismo la juventud se forma como puede y se va, emigra. Yo tengo seis hijos y todos se han ido. Y eso es una pena, porque es un caudal de inteligencia e información que no podemos permitir que se vaya. Y luego ahí otro grupo que están totalmente desangelados, que están perdidos. Todos aquellos que se fueron al ‘boom’ de la construcción, ¿dónde están ahora? Pues en el paro o chapuceando en lo que pueden, pero no tienen una ventana abierta al futuro. O bien se van a la hostelería, para lo que se tendrían que formar, o al comercio, para lo que también se tendrían que formar, y están ganando una miseria.

«Unicaja dijo que respondía por Ronda, pero todo se quedó en papel mojado»

Ustedes hacen propuestas que suenan ilusionantes pero que son muy difíciles de realizar.
Bueno, en eso estamos. Nosotros tenemos que apostar fuerte, no queremos mediocridades ni estar solo intentando hacer pequeñas cosas, a ver si sale esto o a ver si sale lo otro. Tenemos que sacar esto adelante, hacer un proyecto sólido entre todos, o Ronda no saldrá del estanque en el que está. Yo veo que no sale, porque llevo muchos años aquí, y la evolución no ha sido para tirar cohetes. Aquí se han levantado muchas estatuas, se ha hecho un parquecito por aquí y otro por allá… Pero no se ha abierto ningún colegio nuevo, por ejemplo. Y se ha permitido que la poca industria y los pocos servicios que teníamos se hayan ido, porque el polígono está medio cerrado y se cierran comercios todos los días. Es cierto que eso también ha pasado a nivel nacional, pero nosotros a nivel local tenemos que apostar porque Ronda despegue, porque tenemos potencial, personas que están ilusionadas, jóvenes que apuestan por negocios… La gente quiere quedarse en Ronda, no tener que irse fuera, pero de momento no pueden.

¿Qué opina del estado de las infraestructuras?
Solo me gustaría incidir un poco más en el tema de la educación. La universidad puede ser un ‘boom’, es una gran ilusión y un proyecto serio. La escuela de español para extranjeros, cuando yo fui director gerente, funcionaba muy bien. Había cien alumnos diarios en Ronda, y eso supone dinero para la ciudad. Eso se ha perdido, y nosotros queremos recuperarlo e incorporarlo a la universidad. Lo mismo con la Escuela de Enfermería, poner en marcha escuelas de capataces y de diferentes tecnologías… Tenemos un listado de grados y de ciclos formativos que queremos tener, y hay mucha gente que nos está apoyando.

Le preguntaba por las comunicaciones.
Ese es el gran tema. La carretera que nos une con Málaga está hecha un desastre. El otro día fui a Santa Ana y resulta que está llena de baches, de badenes y de señales de precaución, porque el coche se te va cada vez que coges uno de esos baches. Ese acceso a la capital a la provincia se debe arreglar, porque no solo dependemos nosotros de él, sino también todos los pueblos de la Serranía. Los alcaldes no hacen más que quejarse, y no podemos estar así. Ronda necesita un acceso rápido y seguro, con el que se pueda llegar a Málaga en 40 o 45 minutos, que se podría hacer. Porque lo que hacemos ahora es dar una vuelta de casi 90 grados para llegar. Yo no digo que haya que atravesar por en medio, pero sí que hay que adecuar lo que tenemos, porque hay tecnología suficiente para ello.

¿Una última razón para que los rondeños confíen en ustedes?
Nosotros tenemos grandes esperanzas porque creemos que nuestro proyecto va a ahondar mucho en el tejido social y laboral de Ronda, que es lo más importante. Trabajo, educación, comunicaciones y ofertas para los jóvenes. No tenemos otra alternativa. Yo les pediría a los ciudadanos que lean nuestro proyecto y que confíen en que vamos a poner todo nuestro trabajo y nuestra fuerza en conseguirlo. Son difíciles, por supuesto, pero queremos demostrar que la cogestión de la plaza de toros, el pago de la deuda de Unicaja y las otras propuestas que tenemos las podemos conseguir. Así que espero que lo estudien, que confíen en nosotros y aquí estaremos para responder.

Pues muchas gracias y bienvenido de nuevo a la política rondeña.
Muchas gracias. Además tengo que decir que me encuentro con mucha ilusión, mucha fuerza y más tiempo incluso que en mi anterior etapa.


Un comentario en “Manuel García Rubio, candidato de EVA: «Unir el PSOE hace 25 años no me sirvió para nada»

  1. de Ronda

    Si señor, muy bien dicho. me parece muy bien tenemos que sacar Ronda adelante, Estoy con Usted…. esas ideas prometen… suerte. Tienes mi voto!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

5 × tres =