Opinión

¿Qué pasa en el Parque Natural Sierra de Grazalema?

la Junta Rectora del Parque Natural Sierra de Grazalema lleva dos años sin reunirse, siendo preceptiva al menos una vez al año legalmente, al no tener elegido aún su presidente

Imagen del Parque Natural Sierra de Grazalema. Foto El Ecoturista.

Desde hace más de una década he estado ligado en la Junta Rectora del Parque Natural Sierra de Grazalema por mi condición de deportista, por mi condición de presidente de la Federación Andaluza de Espeleología (1996-2002) y últimamente por haber sido elegido, en una terna de cinco ciudadanos del Parque, como uno de los tres representantes miembros de reconocido prestigio en su Junta Rectora. Unas veces, con voz, y, otras, con voz y voto, como es el caso de ahora, o, simplemente como invitado del presidente o Director Conservador del Parque de turno.

Desde hace mucho tiempo cuestiono la representación de la gente que nace, vive o muere, en este Espacio natural, de ahí, la falta de sintonía entre las directrices que emanan de la Consejería de Medio Ambiente a través de sus Delegaciones Territoriales en Cádiz y en Málaga. Se agrava y empeora esa falta de sintonía cuando se palpa la diferenciación en los municipios de la Serranía de Ronda en cuanto a atención e inversiones se refiere.

En esta “legislatura” de su Junta Rectora recordaran los lectores cuando los cinco alcaldes o representantes de Ronda, Montejaque, Benaoján, Jimera de Libar y Cortes de la Frontera, y yo mismo, abandonamos una de sus sesiones celebrada en aquel entonces en Benaocaz, al plantear una serie de reivindicaciones lógicas para esta parte del Parque y dando motivos para una reunión posterior, en la oficina de la Oficina Comarcal Agraria (OCA) de Ronda, con el director-conservador y el delegado Territorial, Javier Carnero -hoy Consejero- de nuestra zona. Que por cierto, ante la carta que le leímos y dirigida a la consejera de turno, exclamó que “era la Carta a los Reyes Magos” a lo que se le contestó que sus promesas nos parecían el “Cuento de La Lechera”.

Pero no me desvió del motivo de este escrito. No es otro que manifestar y poner en conocimiento de la ciudadanía que la Junta Rectora del Parque Natural Sierra de Grazalema lleva dos años sin reunirse, siendo preceptiva al menos una vez al año legalmente, al no tener elegido aún su presidente.

¿Qué está pasando para que la terna de tres personas presentada, una de ellas sea elegida por la Consejería como presidente de dicha Junta Rectora? Ni que decir tiene, que he suponer que deberán existir muchas cuestiones que afectan al Parque, paralizadas y pendientes de aprobación por parte de dicha Junta Rectora. He preguntado a diversas personas responsables y con competencias en medio ambiente y ninguna sabe nada sobre los motivos para que esté paralizada dicha elección. ¿Guerra interna entre las familias del PSOE?

Parece que va a durar tanto la resolución del nombramiento del presidente de la Junta Rectora, como la Declaración de Monumentos Naturales de Andalucía para el Tajo de Ronda, o, la Cueva de Hundidero, en Montejaque, que van para cinco años.

No es que las Juntas Rectoras sean muy eficaces o tengan atribuciones reales, siendo más bien órganos consultivos en aquellas cuestiones necesarias de facto que la propia Delegación Territorial –léase de la Consejería- presenta y le interesa aprobación. Un Órgano, que si en algún momento de los inicios de la democracia fue necesario, hoy es absolutamente irrelevante. Las Juntas Rectoras no representan, hoy, a los ciudadanos ni sus intereses que nacen, viven y mueren en los Parques Naturales de Andalucía.

Fdo. Ángel Martínez García, Miembro de la Junta Rectora Parque Natural Sierra de Grazalema.


2 comentarios en “¿Qué pasa en el Parque Natural Sierra de Grazalema?

  1. Andrés Rodríguez

    Tu mismo te contestas. Las Juntas Rectoras no sirven para nada. Nuestros gobernantes de “toda la via democrática” asi lo han diseñado, ellos lo saben, las crearon para aparentar una participacion falsa de las personas que viven en los Parques. Pero esas personas, que además tienen una participacion mínima en cuanto a número de representantes, al no sentirse oidas ni consultadas, acaban por no implicarse y dejan sentir el parque como algo suyo.
    Y si las Juntas Rectoras no sirven para nada entonces
    Para que tener un presidente?
    Y para que reunirlas entonces?

    • Ricardo

      Que tiene que ver el pueblo de ronda, con la sierra de Grazalema??, o es que también se adjudican la sierra de Grazalema como suya, !!!!desde luego la supremacía rondeña no tiene límites,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*