Comarca

Más de 200 vecinos de Genalguacil y de Jubrique participaron en la Gran Senda contra el cáncer infantil

La actividad tiene como objetivo recaudar fondos para la Asociación de Voluntarios de Oncología Infantil (AVOI). Todo lo consegido será destinado a un evento futuro: que los niños de Oncología de Málaga puedan realizar el Camino de Santiago

Algunos de los participantes en esta actividad deportiva y solidaria celebrada este fin de semana.

Más de 200 vecinos de Genalguacil y Jubrique participaron el pasado domingo en el proyecto solidario “Sonrisas hacia la Gran Senda”, iniciativa en la que se han involucrado 62 municipios malagueños y a través de la cual se ha perseguido el objetivo de recaudar fondos para la Asociación de Voluntarios de Oncología Infantil (AVOI). Todo lo recaudado será destinado a un evento futuro: que los niños de Oncología de Málaga puedan realizar el Camino de Santiago.

Según indicaron María José Rodríguez, teniente de alcalde de Genalguacil, y David Sánchez, alcalde de Jubrique, ambos Ayuntamientos decidieron impulsar la realización conjunta de esta actividad con un doble objetivo, colaborar con una causa solidaria y propiciar que los vecinos de sus municipios disfrutaran unidos de una jornada de convivencia.

Rodríguez y Sánchez explicaron que, por un lado, cada uno de los pueblos organizó un sendero circular de corto recorrido y carácter familiar para que pudiesen ser partícipes de la iniciativa todas aquellas personas que lo desearan independientemente de su condición física y, por otro lado, también se diseñó una ruta más exigente, de 11 kilómetros de distancia, que fue completada por personas de las dos localidades vecinas. El punto de encuentro fue la Venta San Juan, junto al rio Genal, lugar donde todos desayunaron y repusieron fuerzas. A partir de ahí emprendieron el camino por el sendero GR 249, que discurre por bellos parajes y tiene tramos considerados de los más atractivos de la Gran Senda de Málaga, como el que serpentea paralelo al río Genal a través de espectaculares pasarelas.

Después del esfuerzo y de varias horas de caminata los senderistas llegaron a Genalguacil, donde se les ofreció un almuerzo y disfrutaron de un buen rato en compañía de familiares y amigos. Además, tanto en Genalguacil como en Jubrique se plantó un árbol en homenaje a Pablo Ráez a fin de fomentar el incremento de donaciones de médula ósea en la provincia.

Por último, María José Rodríguez y David Sánchez quisieron resaltar la labor que día a día desarrolla la asociación AVOI y valoraron muy positivamente la puesta en marcha del proyecto “Sonrisas hacia la Gran Senda”, iniciativa que ha puesto de manifiesto la solidaridad e implicación de los vecinos.