Ronda

Primer año de gobierno del Tripartito: no se aprobó el prometido PGOU ni se realizaron inversiones en la ciudad

El día 16 de marzo de 2016 PSOE, PA e IU promovieron una moción de censura contra la alcaldesa del PP, Maripaz Fernández, colocando en su lugar a la socialista Teresa Valdenebro

Los líderes del Tripartito en el Pleno de la moción de censura de 16 marzo de 2016.

El equipo de Gobierno Tripartito cumple este jueves día 16 de marzo un año al frente del Ayuntamiento de Ronda, tras la moción de censura que PSOE, PA e IU promovieron contra la popular Maripaz Fernández, para arrebatarle la Alcaldía y colocar en su lugar a la socialista Teresa Valdenebro.

Fue en un Pleno que se desarrolló con la presencia de numerosos rondeños y en el que desde los partidos que impulsaron la moción se justificó este paso por la “parálisis” en la que según dijeron se encontraba la ciudad. También acusaron al PP de no haber contado con la oposición para analizar los temas importantes, a pesar de que gobernaba con siete concejales y en minoría, de no ser “dialogantes”.

Unos argumentos que fueron rechazados por los populares, que entendieron que esta maniobra obedecía a intereses personales, en un “quítate tú para ponerme yo”. Se señaló en aquella mañana que “se trata de un pacto de perdedores, un pacto sustentado en el odio”.

Así las cosas, el PSOE con seis ediles, el PA con tres e IU con dos, cogieron las riendas de la ciudad prometiendo una serie de cuestiones que, pasado un año y como se puede comprobar, no se han realizado.

El ejemplo más claro está en la redacción y aprobación del nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), que fue el principal compromiso que adquirió el Tripartito. A los pocos meses de estar en el sillón, Valdenebro confirmaba que en esta legislatura los rondeños no tendremos un nuevo PGOU. Se descarta.

Por otra parte, con casi un año sin presupuestos municipales, desde el Gobierno se aprobaron hace unas semanas las cuentas para este ejercicio de 2017, que además de no incorporar inversiones para la ciudad son claramente continuistas y muy similares a las que dejaron los populares. A ello se suma la subida de impuestos y de tasas que afectará este año, principalmente, a comerciantes, empresarios y a las familias numerosas que perderán las bonificaciones que tenían.

El nuevo hospital comarcal sí abrió sus puertas en enero, después de ocho años de retraso. Aún no se ha completado el traslado de todos los servicios y desde la Plataforma Nuevo Hospital ¡Ya! se siguen denunciando una serie de deficiencias, como por ejemplo que no cuenta aún con cocina ni tiene un paso peatonal seguro para acceder a pie a las instalaciones.

En cuando al debe, señalar que el yacimiento romano de Acinipo sigue en el abandono y pendiente de la firma de un convenio entre el Consistorio y la Junta para su gestión conjunta. Las comunicaciones a la ciudad tampoco han sido mejoradas y la actividad económica, así como la generación de empleo, sigue paralizada. Los planes de empleo impulsados por la Junta con fondos europeos han mejorado en algo esta situación, con la contratación temporal de unos 120 rondeños que se encontraban en el paro.

No se sabe nada de momento del proyecto de supresión del paso a nivel del ferrocarril situado en la zona de El Fuerte, que fue conveniado con el Ministerio de Fomento.

Y toda esta situación está además pendiente de la reclamación que ha realizado la propietaria de Los Merinos, que le pide al Ayuntamiento la devolución de los 15 millones de euros que entregó por los aprovechamientos urbanísticos. Pese a ello el Tripartito se gastó otros 400.000 euros de Los Merinos para poder seguir adelante.

El Puente Nuevo y la restricción de tráfico que pretende realizar el Gobierno local en gran parte del casco histórico ha hecho en estos últimos meses que vecinos de San Francisco, La Planilla y Arenal alcen la voz en contra de esta regulación, en la que la desinformación es la tónica habitual. La transparencia prometida en aquel Pleno de la moción de censura nunca llegó a ser bandera del nuevo equipo.

En definitiva unas promesas que nunca se llegaron a realizar.

Como testimonio que aquel Pleno celebrado el día 16 de marzo de 2016, reproducimos la crónica ofrecida por la agencia Europa Press:

“La socialista Teresa Valdenebro es desde este miércoles la nueva alcaldesa del municipio malagueño de Ronda, tras prosperar la moción de censura que PSOE, PA e IU han presentado contra la ‘popular’ María de la Paz Fernández.

La moción de censura, debatida en un abarrotado salón de plenos, ha salido adelante por once votos a favor, siete en contra –de los ediles del PP– y tres abstenciones –de Alianza por Ronda (APR)–, tras lo que Valdenebro se ha convertido en la nueva alcaldesa de la Ciudad del Tajo.

Entre el público se encontraban diferentes alcaldes de la comarca, tanto de PSOE como de PP, además del secretario de Política Institucional del PSOE, Francisco Conejo; el secretario de organización del PSOE de Málaga, Cristóbal Fernández, y el vicesecretario de Organización del PP, José Ramón Carmona.

Así, poco antes de las 12.00 horas ha llegado Fernández entre gritos de “alcaldesa, alcaldesa” y acompañada por los ediles del grupo municipal y el alcalde del municipio malagueño de Antequera, Manuel Barón. Tras ello, ha saludado al público antes de sentarse y dar lugar el inicio del debate de la moción de censura, que tuvo que detenerse por unos momentos al haberse olvidado el portavoz de IU, Álvaro Carreño, la propia moción de censura, por lo que tuvo que ausentarse para ir a recogerla y poder dar lectura a la misma.

Tras ello Valdenebro ha iniciado el turno de intervenciones y ha justificado la medida adoptada ante la “parálisis en la gestión” y la “debilidad” del Gobierno local, que hasta el momento había dirigido en minoría el PP. Unas palabras que provocaron un intercambio de abucheos entre contrarios a la moción y partidarios de la misma.

Asimismo, Valdenebro ha prometido dar “estabilidad” al Consistorio y ha detallado las líneas principales de trabajo, que ha asegurado, serán el empleo y el bienestar social, al tiempo que ha señalado que “seré la alcaldesa de todos los rondeños”. También ha afirmado que educación y agricultura serán ejes importantes para el desarrollo de la ciudad.

Durante su intervención, ha señalado que trabajará para conseguir que “Ronda vuelva a ser el motor económico” de la comarca, señalando que “solo se trabaja sumando”. Al mismo tiempo, ha afirmado que “los rondeños reclaman diálogo”.

Por su parte, Fernández ha rechazado los argumentos expuestos y tras realizar un recorrido por los proyectos e iniciativas puestos en marcha en estos nueve meses de legislatura ha afirmado que “el argumento de la parálisis se cae por su propio peso”.

Fernández, que ha reconocido el hecho de tratarse de un movimiento “democrático”, ha reclamado “un cambio de la legislación para evitar que este tipo de momentos políticos se produzcan”, al considerar que “contribuyen a deteriorar la imagen que los ciudadanos tienen de la política”.

Por otra parte, ha mantenido que esta moción de censura se trataba de un “quítate tú, que me pongo yo”, al tiempo que ha afirmado que “tienen al pueblo en contra”. En cuanto al futuro, ha anunciado una oposición “dura” y de mano tendida para los proyectos importantes para la ciudad.

Posteriormente, ha llegado el turno del portavoz de IU, Álvaro Carreño, que ha insistido en la “prepotencia” con la que había actuado el PP y “su falta de diálogo” con la oposición como principales causas para respaldar la moción de censura.

Carreño ha apostado por agilizar la apertura del nuevo hospital, desbloquear la redacción del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) y abandonar la política de “urbanismo a la carta” hasta que no se cuente con el nuevo documento. Además, ha anunciado que entran en el Gobierno local para fomentar un “cambio de política” y que si no se produce “nos iremos por dónde hemos venido”.

Por su parte, la portavoz del PA, Isabel Barriga, ha acusado al PP de intentar “romper su grupo tratando de captar a dos de sus integrantes para que la moción de censura no fuese posible”, por lo que ha agradecido la “ética y lealtad” de sus dos compañeros.

Asimismo, ha criticado a los ‘populares’ por estar “amasando” el nuevo PGOU “en foros en los que no estaban presentes y de tener que sufrir la humillación” de conocer por la prensa “proyectos que se gestaron mientras estaban al frente de la delegación municipal de Urbanismo durante la pasada legislatura”.

Por último, el portavoz de APR, ha rechazado entrar en el debate argumentando que “no hemos sido protagonistas de la moción y ahora tampoco lo vamos a ser”.

En los últimos cinco años el Partido Popular ha ocupado la Alcaldía de Ronda, aunque tras las elecciones municipales del pasado mayo gobernaba en minoría”.

 

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*