Ronda

Salud prevé finalizar las obras del hospital en 2015

Los trabajos se encuentran ejecutados al 75%, según la Junta de Andalucía.

Imagen del interior de los nuevos pasillos en la planta de habitaciones.

Las obras del nuevo hospital comarcal de la Serranía de Ronda, en la provincia de Málaga, finalizarán a lo largo del año 2015, aunque no existe una fecha concreta para la apertura de las nuevas instalaciones sanitarias, según ha explicado la consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio.

Antes de visitar las obras junto a la alcaldesa de Ronda, María de la Paz Fernández; el delegado de la Junta en Málaga, José Luis Ruiz Espejo; y una representación de alcaldes de la comarca y de la propia Corporación rondeña, la consejera ha apuntado que se deberá solventar el problema existente con el suministro eléctrico de las instalaciones, que, a día de hoy, no se encuentra resuelto, por lo que se mantienen contactos con el Ayuntamiento de la Ciudad del Tajo.

“La obra no se va a paralizar”, ha sostenido la consejera, quien ha recordado que la financiación para la conclusión de las instalaciones se encuentra incluida dentro de una partida de fondos europeos, por lo que “no tiene que haber ningún otro problema”.

En cuanto al nivel de ejecución, desde la Consejería han asegurado que el proyecto se encuentra al 75 por ciento, estando previsto que tenga un coste total de 48,5 millones de euros.

El nuevo hospital de Ronda, ubicado en el paraje La Planilla, a unos dos kilómetros del centro urbano, supondrá un cambio organizativo para fomentar las consultas de acto único, garantizando que todas las pruebas y exploraciones que precise un paciente se realicen en una única visita.

El nuevo complejo mantendrá la atención para unas 85.000 personas, que viven en la llamada comarca natural de Ronda, lo que incluye buena parte de los municipios de la Sierra Norte de Cádiz, como Alcalá del Valle, Olvera, Benaocaz, Villaluenga del Rosario o Grazalema.

Las instalaciones contarán con una superficie de 20.000 metros cuadrados, que estarán dotadas con 186 habitaciones de uso individual, y serán atendidas por una plantilla de 800 personas.

En cuanto a los servicios, se han destacado las mejoras para el área de urgencias, que tendrá unos 1.300 metros cuadrados, en los que habrá un incremento de 18 puestos de observación, dos puestos para reanimación cardiopulmonar y seis consultas polivalentes

Las instalaciones, una vez en funcionamiento, tendrán que atender una media anual de 41.000 urgencias, 113.000 consultas y 3.500 intervenciones quirúrgicas.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*