Opinión

¿El ciclón socialista? (Daniel Harillo)

Después de un fin de semana convulso por un supertifón que ha devastado Filipinas y castiga parte del mundo nos viene en España un ciclón socialista.

Parece que las conclusiones de la Conferencia Política del PSOE vuelve nuevamente a un laicismo sin sentido. Todos jugaban a colocarse para tener buena posición de cara a la búsqueda de liderazgo interno por lo que las tesis más extremas son siempre las que prevalecen.

No se han escuchado soluciones, ni peticiones de perdón por lo mal que nos han dejado, son los causantes de esta crisis y lo único que hacen es criticar las opciones que otros, dan, equivocadas o no.

Vuelven a pedir que pague más el que más tiene, algo lógico que no hicieron mientras gobernaban y que no hacen en Andalucía donde la pobreza es cada vez mayor y la falta de trabajo va en un aumento espeluznante.  Pueden salir más unidos, cosa poco probable pues muchos llevaban clavados varios puñales en la espalda, con alguna que  otra herida de muerte, vamos que huelen a cadáver político.

Hablan de nuevas propuestas y vuelven a la manida lucha de echar a la religión de las escuelas, de echar a los valores cristianos de esta sociedad, de echar a las instituciones cristianas del mundo civil, a esas que reparten alimentos a diario, que acompañan a los enfermos de sida, que educan donde no hay centros públicos, que llevan de la mano en los últimos días a tanto mayor que se encontraba sólo. A eso se dedican los renovados socialistas a fomentar odio a la religión católica, a romper el concordato con el Vaticano. Que los más aplaudido por los cuadros y militantes presentes en la Conferencia fuera el giro del PSOE sobre sus relaciones con la Iglesia y la denuncia del concordato con el Vaticano para renegociarlo y sacar a la religión de la escuela deja en muy mal lugar a los cristianos socialistas y despeja el posible voto para el resto de cristianos que quisieran buscar una opción política a la que apoyar. Todavía no se han dado cuenta de que los padres y alumnos escogen libremente esta asignatura, y si lo hacen en un 90% en primaria y en un 70% en secundaria es porque consideran que es la mejor opción, y ahora pretenden imponer, desde la democracia una decisión  unilateral y obligatoria, pues vaya democracia.

Les costó trabajo no acabar con la monarquía y pedir la república, pero lo dejaron para otro momento.

Una vez más vemos cómo en vez de buscar respuestas al paro, al hambre y la miseria de muchos andaluces y españoles se cierran en banda y buscan problemas donde no los habían. Los países que quitaron la religión de las escuelas están volviendo a introducirlas debido a los graves problemas sociales y a la falta de principios y valores de la juventud.

Hay que respetar la opción libre de las familias a la hora de optar por esta asignatura, hay que respetar a esa demanda y no imponer los criterios propios dando la espalda a la libertad de expresión y credo.

Instancias internacionales,  entre otras el Consejo de Europa, recomiendan el estudio de las religiones; por eso no es extraño ver que en la inmensa mayoría de los sistemas educativos europeos, y desde hace muchos años, esté presente de modo propio la asignatura de Religión. Incluso en Finlandia, líder de los informes PISA. Es cierto que cada país tiene sus especificidades al respecto, pero todos ofrecen a las diferentes religiones esa posibilidad y el profesorado es propuesto por las confesiones  religiosas y asumido por el Estado. Este profesorado tiene una doble capacitación: por una lado, los estudios civiles correspondientes; y por otro, la especialidad religiosa. El alumnado opta libremente,  normalmente de modo mayoritario, por una confesión u otra, o en menor medida, por ninguna.

La presencia de la asignatura de religión en nuestro sistema educativo no es diferente por tanto al que rige en el resto de Europa. Aquí lo diferente es que de modo cíclico se saca a debate este tema. Pongamos un ejemplo: prácticamente todos los sectores educativos nos hemos manifestado contra la LOMCE, y aprovechando la coyuntura, algunos vuelven por enésima vez al debate de siempre respecto a la enseñanza religiosa escolar, con datos cuanto menos imprecisos. Por ejemplo, se presenta al profesorado de Religión como si no fueran profesionales cualificados, ignorando que los más de 14.000 profesores y profesoras de Religión en España, son docentes con años de servicio en las diferentes administraciones educativas públicas y con un aval de formación y de actualización pedagógica al menos equiparable al resto del profesorado. Llama la atención en este punto cómo algunas organizaciones que proponen la desaparición de esta asignatura, parece que ignoran el  coste laboral de dicha medida.

Se dice que lo religioso es de ámbito privado, ignorando que la Religión, como tantos aspectos que inciden en las personas, se manifiesta de muy diversos modos e ignorando así mismo que la enseñanza religiosa en la escuela no es catequesis, o que los libros utilizados están autorizados por los responsables educativos correspondientes.

Se dice también que la enseñanza religiosa escolar es un privilegio de la Iglesia Católica, cuando todos sabemos que hay acuerdos con otras confesiones religiosas que ya están en vigor, y que la Constitución y sentencias judiciales posteriores reafirman la legalidad de su presencia. Por cierto, respecto a la LOMCE puedo afirmar que la asignatura de Religión queda en peores condiciones que en la LOE.

En resumen, y con un poco de ironía, dado que no se ha demostrado que la enseñanza de la Religión en la escuela provoque desajustes en la formación de nuestros alumnos y alumnas, o alumnado carente de libertad, o alumnado acomplejado por extrañas enseñanzas, sino alumnado que estudia el hecho religioso con madurez y libertad, con rigor académico, abierto a la solidaridad y al compromiso por un mundo mejor, un alumnado que valora el modelo de persona que nos propone la sociedad actual desde un planteamiento crítico constructivo y positivo… y dado que la enseñanza religiosa no se impone al que no lo desea, ¿qué tal si tampoco se busca imponer la eliminación de la enseñanza religiosa escolar de modo directo o indirecto? Ya es hora de ser, también en esta cuestión, más europeos.

Menudo futuro os espera con estos planteamientos, si esta es vuestra mayor preocupación es que no vivís los problemas de los andaluces: paro, desahucios, hambre, miseria, faltas de hospitales, de carreteras,… Plantearos el buscar soluciones que este pueblo agoniza por vuestro derroche, por permitir que se robara lo que no teníamos, por hipotecar nuestro futuro.


Un comentario en “¿El ciclón socialista? (Daniel Harillo)

  1. Maripaz

    ¿Tu eres miembro de la Conferencia Episcopal?…¿Te lo ha dictado o lo has copiado de Rouco Valera?…”AMARÁS AL PRÓJIMO COMO A TÍ MISMO”…¿Cómo amas a tu “hermana” Barriga?…¿Cómo amas todo lo que huela a izquierda?…”Maldito seréis todos los que tomáis el nombre de Dios en vano”…Siempre te quedará la posibilidad de hacerte eremita…Verdad verdadera. Fin de la cita.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*