Ronda

Retiran casi 7.000 kilos de basura en el entorno del Tajo

Culmina con éxito la campaña de limpieza emprendida por Medio Ambiente hace un año

Uno de los voluntarios que participó en la última operación de limpieza.

En octubre de 2012 comenzaba una campaña de limpieza en el entorno del Tajo emprendida por la Delegación municipal del Medio Ambiente. Ahora, casi un año después y tras cinco operaciones, la iniciativa ha culminado con la retirada de 6.950 kilos de desechos, según los datos aportados por el concejal del área, Rafael Flores.

En el primer dispositivo, la acción requirió hasta de una grúa de gran tonelaje para retirar los residuos de gran tamaño que se encontraron en el cauce del río Guadalevín a su paso por Ronda a través del conocido cortado. Aquella fue una de las operaciones más vistosas, por lo llamativo de los equipos empleados, aunque desde entonces se han realizado otras cuatro acciones con equipos especializados que han logrado retirar parte de la basura que a lo largo de los años se habían acumulado en el fondo de uno de los atractivos naturales más importantes de la comarca de Ronda y la principal seña de identidad de la capital de la Serranía.

“Ahora podemos decir que nuestro Tajo y sus caminos tienen un aspecto aceptablemente decente”, dijo Flores una vez que se daban por concluidas las labores de limpieza en este paraje de la ciudad, tras la última operación que tuvo lugar este fin de semana. En el camino queda casi un año de planificación de los trabajos y petición de ayuda desinteresada, que también encontró la colaboración de las empresas de turismo activo, una de las principales interesadas en limpiar la zona, al haberse convertido este entorno en un lugar ideal para la práctica del descenso de cañones y la subida vertical de sus paredes, gracias a la instalación de los días ferratas en las proximidades de los Molinos.

Los equipos de limpieza han rescatado casi de todo, desde restos de electrodomésticos, hasta neumáticos, esqueletos de motocicletas, señales de tráfico o diferente material de obra, a lo que se une la basura habitual de cada día, como restos de envases de diferente tipo. La compleja orografía requirió en la última ocasión la utilización de tirolinas para poder sacar la basura recuperada de las zonas de más difícil acceso.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*