Ronda

La rondeña Blanca Silva logró finalizar la Ultra Trail del Mont Blanc, una de las pruebas más emblemáticas del mundo

Las condiciones climáticas pueden ser muy difíciles (por la noche, viento, frío, lluvia o nieve), y que requiere un perfecto entrenamiento, así como un material adaptado y una verdadera capacidad de autonomía personal

La rondeña en el momento en el que logró atravesar la meta.

La deportista del Club Harman Trail Running Blanca Silva participó este fin de semana en una de las carreras más emblemáticas del panorama mundial UTMB, como es la Ultra Trail del Mont Blanc.

En esta ocasión la rondeña ha estado en la CCC, una de las pruebas que forman todo el grupo de carreras con distintas distancias y desniveles que componen UTMB.

La carrera de 101 Km de longitud con un D+ de 6100m comparte en gran parte la senda internacional de Gran Caminata de la Vuelta del Mont Blanc (GR TMB), una prueba de montaña que contiene numerosos tramos en altitud (> 2500m), en condiciones climáticas que pueden ser muy difíciles (por la noche, viento, frío, lluvia o nieve), y que requiere un perfecto entrenamiento, así como un material adaptado y una verdadera capacidad de autonomía personal.

La CCC® ha pasado del estatus de “hermanita de la UTMB®” al de una carrera única en su género y entre las más prestigiosas del mundo.

La salida en el centro de Courmayeur se lleva a cabo en un ambiente que sólo los italianos son capaces de ofrecer, y es al mismo tiempo un momento único de emoción al sonido de la música de Vangelis.

Los primeros kilómetros, sobre un trayecto original diferente del UTMB®, conducen rápidamente a más de 2.500 m de altitud a una de las vistas más excepcionales que se pueda imaginar, frente al Mont Blanc y a las Grandes Jorasses. El pasaje al Grand col Ferret (2.537m) nos muestra la entrada de la carrera en Suiza, dónde disfrutará de la incomparable acogida de los voluntarios de la Fouly, de Champex y de Trient. Ya en Francia, pero cerca de Suiza, se recreará con el maravilloso pasaje de Vallorcine, antes de descubrir, al final de una última y difícil subida, el valle de Cheserys, un verdadero paraíso con una vista suntuosa sobre el macizo del Mont Blanc. Y entonces por fin, es el momento de acercarse al arco de llegada en el centro de Chamonix.

Blanca ha logrado ser finisher de esta espectacular prueba tras haber soportado unas duras condiciones climatológicas, lo que da buena cuenta de la calidad que atesora.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*