Opinión

Izquierda Unida, el sparring del tripartito

Los dos concejales de IU están sirviendo de escudo al Gobierno tripartito, además de que por sus ocurrencias son protagonistas casi semanalmente, se comen todos los marrones del Equipo. PSOE Y PA deben estar encantados con la situación, cuando toman una decisión impopular mandan a Álvaro Carreño o a Paqui González a dar la cara y que se la pongan colorada, de paso.

La subida de impuestos se la está cargando a las espaldas Carreño, exclusivamente, cuando es una decisión del equipo de Gobierno y la responsabilidad es compartida. Al frente del tripartito debería estar la Alcaldesa, que es quien tiene la voz cantante y se encarga de llevar el timón de un Ayuntamiento a la deriva, pero, todo lo contrario, se esconde entre las columnas del Salón de Plenos como hizo en la reunión con los vecinos del Barrio sobre el corte del Puente Nuevo. Dejó sola a González en la palestra y se quedó en una esquinita del Salón como una paisana más eludiendo su responsabilidad como máxima representante del Ayuntamiento. Antes de esa reunión se vivieron momentos bastante tensos para la Delegada de Tráfico en el Palacio de Mondragón donde estuvo “acompañada” por Isabel Barriga (PA) que se quedó agazapada detrás de ella, dejando que lidiara sola como si el PA tampoco formará parte del tripartito. Lo lamentable es que tras esa reunión donde nadie intercedió por ella, una vez pasada la tempestad, fueron concejales del PSOE y PA a abrazarla y darle ánimos al verle la cara mohína. Los toros desde la barrera.

Barriga ya tiene experiencia en estas artes, en la legislatura pasada cuando se hacía algo bien -fuera de la delegación que fuese- lo había hecho ella y cuando se cometía algún error lo había hecho el PP. Incluso en alguna ocasión se la tenía que invitar desde la alcaldía a ponerse en fotos que no quería para escurrir el bulto. Valdenebro está siguiendo la escuela de Barriga, que por algo lleva muchos años ahí, e intenta ponerse de perfil ante los problemas. Lo que no se da cuenta es que ella es la Alcaldesa (cosa que nunca ha sido Barriga) aunque no acabe de amoldarse a su papel, y, como tal, tiene que ser ella la primera imagen de Ronda. Un gran puesto conlleva una gran responsabilidad.

Por otro lado, Carreño también está abarcando la representación del Consistorio en las RRSS, con una rapidez y sencillez que es de agradecer, se mete en todos los charcos aún sin ser invitado. Actividad que también quiere llevar a cabo Orozco pero que dista mucho de Carreño, ya que de nada sirve colgar un collage artificioso para justificar la falta de trabajo y no dar respuesta a los vecinos. Humo.

Lo extraño es que IU no se enfrente a PSOE y PA y les pida apoyo, compañerismo y compartir las cargas. Puede ser que también hayan oído los rumores de que Valdenebro los va a cesar antes de que acabe la legislatura aunque no creo que eso sea posible, los necesitan en 2019 para posibles pactos. Lo cierto es que ellos callan, incluso lo verán como una oportunidad puesto que  parece que son los que manejan el cotarro. Ya lo decía Oscar Wilde “que hablen de uno es espantoso, pero hay algo peor, que no hablen”.

 

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*