Ronda

La Noche en Blanco amenizó la vida nocturna rondeña

Música, astronomía, deporte o pintura fueron algunas de las actividades que se ofrecieron, además de la apertura de distintos espacios.

Visita nocturna al Palacio de Mondragón.

La Noche en Blanco llenó un año más el casco antiguo con diferentes sones musicales, actividades al aire libre, museos abiertos o exposiciones temporales como la dedicada a Paco Marín, que pudo verse en el Palacio de Mondragón.

El público volvió a respaldar este tipo de programas que permiten disfrutar de la ciudad y sus agradables temperaturas nocturnas  de un modo distinto. Eso sí, el inicio de las primeras actividades sobre las 20:30 horas hizo que todavía el calor fuese intenso y el público escaso a esas horas.

Los escenarios elegidos para la ocasión fueron muy diversos, pudiendo realizar una recorrido desde la Alameda del Tajo hasta la plaza Duquesa de Parcent e ir encontrando actuaciones de diferente índole. Además de las diferentes plazas utilizadas, también utilizaron espacios tan poco habituales como la ermita rupestre mozárabe de la Oscuridad, datada entre los siglos IX y X. La iglesia de Santa María la Mayor, los Baños Árabes, Palacio de Mondragón, Convento de Santo Domingo, el teatro municipal o la Real Maestranza fueron algunos de los espacios en los que hubo distintas actividades.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*