Comarca

Fauna de la Serranía de Ronda. Libélulas: Zigóptero, Lestes macrostigma

Las libélulas u Odonatos son un grupo de insectos que, a su vez, se subdivide en dos: Libélulas (propiamente dichas), en lenguaje científico Anisópteros y los Caballitos del Diablo, científicamente Zigópteros

Imagen de unos de estos caballitos del Diablo tomada en la Serranía de Ronda. Foto Gonzalo Astete.

Las libélulas u Odonatos son un grupo de insectos que, a su vez, se subdivide en dos: Libélulas (propiamente dichas), en lenguaje científico Anisópteros y los Caballitos del Diablo, científicamente Zigópteros.

Son insectos siempre ligados a medios acuáticos, sus larvas se desarrollan en el agua y son unos buenos indicadores de la calidad ambiental del agua ya que sólo se desarrollan si no presenta contaminación.

Tienen, como todos los insectos, el cuerpo dividido en Cabeza, Tórax y Abdomen. En la Cabeza destacan dos enormes ojos compuestos que le permiten una visión sumamente perfecta en prácticamente 360 grados. Además tienen tres ojos simples también llamados Ocelos. El aparato bucal es masticatorio con fuertes mandíbulas. Poseen también en la cabeza unas pequeñas antenas. El Tórax está dividido en dos partes. De él parten cuatro alas con fuertes músculos que no se pliegan. En los caballitos del diablo están dispuestas verticalmente y el las libélulas horizontalmente. Es importante la presencia de una celdilla opaca situada en el extremo del ala llamada Pterostigma que les sirve para reforzar el ala. En el tórax tienen también seis patas finas y poco desarrolladas para andar pero que les permiten agarrar a las presas en vuelo, agarrarse a los vegetales acuáticos e incluso trepar por ellos.

El abdomen es largo, cilíndrico o aplanado. Está formado por diez segmentos cada uno con sus aperturas laterales para respirar. Los machos tienen la apertura genital en el segmento IX y el órgano copulador en los segmentos II y III. La hembra tiene el abdomen más corto, con la apertura genital en los segmentos VIII y IX En el abdomen tienen también unas estructuras que sirven en los machos para retener a las hembras durante la cópula, además, al ser específicos dificultan la cópula entre individuos de diferentes especies.

Las larvas son acuáticas, su morfología y vida es muy diferente a los adultos. Son depredadores de pequeños seres que habitan en las charcas y embalses, se han visto casos en que han atrapado grandes renacuajos.

Entre la larva acuática y el adulto aéreo no existe una fase de Pupa como en otros insectos, los odonatos tienen una metamorfosis bastante incompleta, en la fase larvaria ya se comienzan a desarrollar las estructuras de los adultos.

Para los no expertos es increíble que de un animal acuático francamente de aspecto bastante horrible pueda salir un animal tan estilizado y elegante como las libélulas y con esa capacidad de volar tan increíble.

Lestes macrostigma es la especie del género Lestes que alcanza el mayor tamaño. Tiene un cuerpo de color verde oscuro con reflejos metálicos que se recubren de una tonalidad azul en los individuos maduros. La parte postero-inferior de la cabeza es verde bronceado o azul. Las alas son más redondeadas que en otras especies, con reflejos metálicos de colores azulados y violáceos. El pterostigma, de color negro, es grande y rectangular, extendiéndose sobre 3 o 4 celdillas.

Su distribución es por Europa Meridional. Su nivel de conservación es vulnerable.

La foto que acompaña es de Gonzalo Astete a quien agradezco su cesión para ser publicada.

Bibliografía: http://iberianodonataucm.myspecies.info; https://www.asturnatura.com//

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

seis + doce =