Ronda

La centenaria farola de la plaza de Carmen de Abela es víctima del temporal de viento que ha recorrido Ronda

Ha arrancado uno de los brazos de la histórica luminaria y desde el Ayuntamiento ya está buscando un especialista para su restauración

La centenaria farola, después de tantos años, ha perdido uno de sus brazos.

El intenso viento que ha azotado durante las últimas horas la ciudad del Tajo, provocando importantes desperfectos, como la caída de árboles, postes eléctricos, paneles, fachadas y señales de tráfico, de igual forma ha causado un grave daño en uno de los emblemas de la ciudad, como es la centenaria farola de la plaza Carmen de Abela, en el centro de Ronda, que ha permanecido inalterable en el mismo lugar durante todas estas décadas, a pesar de las varias remodelaciones urbanas que ha sufrido este espacio.

Durante esta pasada madrugada las fuertes rachas de viento, de hasta  90 kilómetros, han roto uno de los brazos que, según constaba en los Servicios de Alumbrado del Ayuntamiento, se encontraba deteriorado por el paso del tiempo, teniendo en cuenta que esta histórica farola es de forja y ya acumula más de cien años de antigüedad.

De momento este servicio municipal ya ha procedido a retirar el brazo que se ha desprendido y en los próximos días se intentará buscar a un herrero especialista que lo pueda soldar y devolverlo a su estado original, teniendo en cuenta que se trata de uno de los elementos urbanos más valorados por los ciudadanos.

De hecho, es una de las imágenes que aún se conservan en blanco y negro, cuando apenas circulaban coches por la plaza Carmen de Abela y la calle Sevilla.

Hay que preservar nuestro patrimonio, ahora que tanto se habla de él.

 

Histórica imagen de la farola de la plaza Carmen de Abela.
Histórica imagen de la farola de la plaza Carmen de Abela.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

dieciseis − quince =