Ronda

El Ayuntamiento recibe el dinero para equipar el centro integral del vino

Las instalaciones acogerán dos cursos de la UMA sobre viticultura el próximo año académico

La construcción de las instalaciones finalizó hace tiempo, aunque siguen sin ser cedidas al Ayuntamiento.

El Ayuntamiento de Ronda ya tiene en caja los casi 250.000 euros para la adecuación del centro de integral del vino, lo que supondrá la finalización del proyecto que ha sido cofinanciado por el Consistorio, la Junta de Andalucía y la Diputación de Málaga, institución que aportará la última cantidad para poder dotar a las instalaciones del mobiliario y material necesario para su puesta en funcionamiento.

Esta semana se espera poder sacar a concurso dicho proyecto de equipamiento, al tener que estar finalizado antes del mes de noviembre, fecha prevista para el inicio de los dos cursos universitarios que se impartirán en estas instalaciones con el respaldo de la Universidad de Málaga (UMA).

Este centro pretende convertirse en un referente de la formación académica del sector vitivinícola, teniendo ya garantizado dos cursos que suponen para los alumnos el poder acceder al máster que otorga la UMA a aquellos que superan estos dos años de formación. En concreto, tras la realización del Curso de Especialista en Viticultura y el de curso de Experto en Viticultura.

Antes de ello las instalaciones tendrán que ser dotadas de todo lo necesario para impartir clases en las aulas, además de contar con una sala para catas y prácticas. A ello se une un espacio para la interpretación de unos de los sectores que mayor desarrollo está teniendo en los últimos tiempos en la Serranía de Ronda, hasta el punto de contar ya con una veintena de bodegas que tienen diferentes caldos en el mercado.

El edificio tiene 750 metros cuadrados útiles en el interior y 1.800 en el exterior. Estará equipado con dos aulas de formación, una sala de catas y una exposición permanente, donde se explicará la tradición histórica de los vinos de la Serranía y la caracterización del área vitivinícola de la comarca. Además, habrá una sala multifuncional para organizar exposiciones temporales, conferencias, talleres o presentaciones

La puesta en marcha de este centro de formación supondrá la llegada de unos 90 alumnos, lo que supondrá también una inyección económica para la ciudad, aunque las clases únicamente se imparten durante los fines de semana para poder adaptarse a la mayor cantidad de interesados, en especial, profesionales que ya trabajan en el sector o estudiantes.

De momento, el primero de los cursos que ya se impartió el pasado año contó con una matriculación superior a lo esperado, por lo que se tienen esperanzadas de que este año vuelva a repetirse el buen funcionamiento del primer curso que fue impartido.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

1 × uno =