Ronda

Los cargos de confianza de Ronda renuncian a cobrar productividad

Tienen reconocido en convenio una paga anual por importe de 1.800 euros en dos mensualidades

La alcaldesa de Ronda junto a la delegada municipal de Hacienda

Tienen reconocido en convenio una paga anual por importe de 1.800 euros en dos mensualidades

Los cinco cargos de confianza que tiene el Ayuntamiento de Ronda, aunque uno de ellos únicamente está a media dedicación, no cobrarán la paga de productividad que está contemplada en el convenio colectivo para los trabajadores municipales. Ayer firmaron su renuncia a percibir esta retribución extraordinaria, que se abona dos veces al año, en concreto, en mayo y septiembre.

El pasado año los cargos de confianza ya renunciaron a cobrar estos emolumentos, una decisión que han vuelto a tomar señalando en un escrito que “exponemos que siendo conscientes del periodo de crisis económica por el que atraviesa este Ayuntamiento, renunciamos a percibir el Complemento de Productividad que nos corresponden”. La medida, enmarcada dentro de los planes de ahorro municipales, supondrá que cada uno de estos empleados deje de ingresar 1.800 euros al año, que son pagados en dos abonos semestrales de 900 euros cada uno. Este hecho supondrá un ahorro para las arcas municipales de unos 8.000 euros al año. Pero no es la única medida que se ha tomado recientemente sobre los cargos de confianza, que también verán reducida en categoría máxima a B, cuando en la actualidad dos de ellos están considerados como grupo A.

Además, el nuevo equipo de gobierno tomó la decisión al inicio de legislatura de reducir un 50% el número de personal de confianza, pasando de 10 a 5, aunque no se han llegado a cubrir en su totalidad las cinco plazas disponibles.

Por otra parte, desde el gobierno municipal también se recordó ayer que desde el inicio de la legislatura se había reducido el número de concejales con dedicación exclusiva, que han pasado de las 13 anteriores a las 4 actuales, lo que supone un ahorro aproximado de 375.000 euros anuales para el Ayuntamiento de Ronda.

De este modo, el gobierno municipal pretende dar “ejemplo” con un ajuste en sus propias retribuciones de la necesidad de controlar el gasto municipal, dada la delicada situación que presentan la economía municipal, lastrada por una importante deuda a proveedores y un elevado gasto salarial, debido al alto número de empleados municipales que tiene.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

4 × 3 =