Ronda

Jupol denuncia el despido de una agente en prácticas de la Policía Nacional en Ronda por estar embarazada

Lpolicía, con 13 semanas de embarazo, se queda «sin ingresos y sin cobertura médica» pese a que llevaba «más de ocho meses de formación y estaba a sólo dos meses de finalizarlas», según el sindicato de la Policía Nacional

Efectivos de la Policía Nacional en las calles de Ronda. ARCHIVO.

Jupol Málaga, sindicato mayoritario de la Policía Nacional, ha denunciado este domingo que la Dirección General de la Policía «ha echado a la calle» a una agente de 30 años en prácticas en Ronda por estar embarazada. Según el comunicado de Jupol, la mujer, con 13 semanas de embarazo, se queda «sin ingresos y sin cobertura médica de Muface» pese a que llevaba «más de ocho meses de formación práctica y estaba a tan solo dos meses de finalizarlas».

El secretario provincial de Jupol, Miguel Ángel Millán, ha incidido en que el embarazo «no es una enfermedad», asegurando que la agente en prácticas, de 30 años, «está en perfecto estado de salud según los informes médicos y sin haber faltado ni un solo día». En este punto, ha recordado que en febrero se tuvo que solicitar un informe de la Subdirección General de Recursos Humanos, Unidad de Prevención de Riesgos Laborales y Acción social de la Jefatura Superior de Policía de Andalucía Oriental donde se precisa «que las medidas adoptadas son las adecuadas».

Además, la alumna, ha puntualizado Millán, ya había terminado su módulo «más peligroso, el de seguridad ciudadana, quedándole únicamente una formación en labores de oficina». La Escuela de Policía de Ávila prevé dos situaciones que justifican perder días de prácticas: 146 días si es por acto de servicio y 73 días por lesión o enfermedad fuera de los actos de servicio. La agente, ha precisado, «pensaba seguir trabajando hasta terminar con su periodo de prácticas o en un futuro hacer uso de esos 73 días por una situación de incapacidad temporal por riesgo durante el embarazo, algo a lo que podría optar a partir del próximo viernes y cumpliría los requisitos de terminar su formación práctica».

Miguel Ángel Millán ha criticado estos hechos y que se le notifique la resolución «a tan solo cinco días y dejándola sin su nómina ni asistencia sanitaria». Además, ha sostenido que a la pareja de la joven, también policía, «no le cortan nada». «Es humillante esta discriminación», ha apostillado.

También ha hecho hincapié en que en la situación de estado de alarma «y con todo paralizado y sin poder salir de casa, la mujer, natural de Almería, no va a poder regresar con sus padres, causándole todo ello una situación de desamparo» al no tener nómina ni tener cobertura médica.

El secretario provincial de Jupol ha lamentado que la Dirección General de la Policía «discrimine por razón de sexo e imponga en contra de su voluntad que renuncie a su profesión, anulándole a la mujer su derecho a decidir». Millán ha esperado que la ministra de Igualdad, Irene Montero, «tome nota de esto y haga todo lo posible para que esta compañera no sufra más por un asunto tan absurdo».


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

diecinueve − catorce =