Ronda

Salud Mental trabaja en la mejora de la atención a menores víctimas de violencia sexual

Profesionales de distintos sectores como el sanitario, el educativo y el social analizaron cómo mejorar su coordinación en este foro de carácter técnico

Reunión mantenida por profesionales de diferentes ámbitos implicados en la materia.

La Unidad de Gestión Clínica de Salud Mental del Área de Gestión Sanitaria Serranía de Málaga está trabajando en la mejora de la coordinación de la atención a menores víctimas de violencia sexual a través de su Comisión Intersectorial de la Infancia y Adolescencia. Este foro de carácter técnico, que se enmarca en el III Plan Integral de Salud Mental de Andalucía (PISMA), está impulsado desde la citada unidad asistencial y se reúne de forma mensual desde abril de 2018 con la finalidad prioritaria de potenciar el trabajo en red, así como optimizar la coordinación intersectorial e interniveles en la atención a los menores y sus familias.

En este sentido, señalar que esta comisión cuenta con la participación de representantes de distintos ámbitos como Salud Mental, Pediatría de Atención Primaria y Hospitalaria, Atención Temprana, Educación y Servicios Sociales Comunitarios.

Como se ha indicado, uno de los asuntos que se viene trabajando a través de esta comisión es la optimización de la atención a menores víctimas de violencia sexual. Para ello, se ha mantenido un encuentro para profundizar en el Programa de Evaluación y Diagnóstico de Menores Víctimas de Violencia Sexual y en el Programa de Tratamiento de Menores Víctimas de Violencia Sexual.

En esta reunión estuvo presente el Servicio de Prevención y Apoyo a la Familia de la Junta de Andalucía en Málaga, responsable de la coordinación de estos programas, junto a la Fundación Márgenes y Vínculos, organización sin ánimo de lucro que se encarga de la implementación de los mismos en la provincia de Málaga.

De este modo, el principal objetivo de esta iniciativa, como se ha mencionado anteriormente, fue impulsar el conocimiento de dichos programas, generar espacios de diálogo y colaboración, así como fomentar canales de comunicación que permitan mejorar la coordinación intersectorial entre profesionales de distintas esferas que están implicados en la atención a menores víctimas de violencia sexual.

Para finalizar, mencionar que durante el desarrollo de esta acción se abordaron distintos elementos como el análisis de las actuaciones a seguir ante las sospechas iniciales de abusos sexuales a menores, la facilitación de la detección y notificación de dichos casos, así como las actuaciones que se llevan a cabo desde otros sectores.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

dos × uno =