Ronda

El Pleno aprueba destinar 200.000 euros para la rehabilitación del Edificio del Mueble

En la sesión también se dio el visto bueno a un plan financiero para equilibrar las cuentas municipales después de que Hacienda haya alertado de un exceso de gasto

Instante del pleno celebrado en la mañana del lunes.

El salón de plenos del Ayuntamiento rondeño acogió este lunes la primera sesión ordinaria tras la constitución de la nueva corporación, en la que se aprobó destinar 200.000 euros a la rehabilitación del Edificio del Mueble, sin uso desde su construcción en 2006.

En las instalaciones se ubicará “un espacio abierto para el ocio y la juventud”, aunque desde el gobierno no se quiso concretar todavía la naturaleza exacta del proyecto, que aún está en proceso de redacción.

Contigo Ronda y PSOE coincidieron en considerar “insuficiente” esta cantidad, dadas las condiciones en las que se encuentra el edificio y los costes de mantenimiento que conllevaría, y este último grupo incluso abogó por “derribarlo”.

Precisamente, la portavoz de Contigo, Isabel Barriga, presentó en el mismo pleno una moción en la que se planteaba realizar una consulta popular para decidir el futuro uso que debería tener este edificio, “que los rondeños conciben como buque insignia de la dejadez y el abandono”. Su propuesta no salió finalmente adelante.

La partida procede de los 552.000 euros de superávit de 2018 que quedan disponibles, una vez descontadas las facturas pendientes y el remanente líquido de Tesorería.

Otros 119.000 euros se invertirán en la construcción de nuevos contenedores soterrados, mientras que el resto irá a parar al arreglo de calles, a la adquisición de mobiliario de la biblioteca, a la mejora de las rotondas de acceso y a la reparación de la cubierta de la Escuela de Enfermería, entre otros usos.

IU también presentó una moción referente a otro edificio municipal en desuso, en este caso el albergue juvenil. Desde la agrupación se propone usar este inmueble para acoger a personas que viven en la calle, una iniciativa que fue desestimada, y que desde el grupo popular se considera que no se ajusta al “uso educativo” que tienen fijados los terrenos.

Desequilibrio en gastos

En este pleno también se aprobó un plan económico-financiero para ajustar el equilibrio de ingresos y gastos, después de que un informe de la Dirección General de Tributos de Hacienda haya alertado de un exceso de gastos en el ejercicio anterior e inste a tomar medidas correctoras para los presupuestos de 2020.

Desde todos los grupos políticos se coincidió en atribuir este exceso de gastos a la disolución de la Agencia Pública Administrativa Local Sociocultural, Empleo y Deportes (APALSED) y la integración de su estructura en el propio consistorio.

La delegada de Hacienda, María del Carmen Martínez, explicó que este plan “no conlleva ninguna medida económica”, sino que se limita a dar cuenta de este incumplimiento y los motivos que lo han propiciado: “No se van a ajustar las tasas ni los impuestos”, aseguró.

Sin embargo, desde la oposición se anticipaban las posibles consecuencias que el incumplimiento pueda acarrear para las cuentas de 2020: “Ese año no se podrá aumentar el gasto en personal, lo que afectará negativamente a los trabajadores municipales”, señaló la portavoz del PSOE, Isabel Aguilera.

Los grupos de la oposición también lamentaban que el informe de Hacienda se haya conocido tras la subida de sueldos de los concejales en un 5% en el último pleno extraordinario celebrado el 28 de junio. De lo contrario, “seguramente no se hubiera aprobado esa subida”, según la portavoz socialista.

Por su parte, la alcaldesa, Mª Paz Fernández, afirmó que la integración de APALSED “no se hizo correctamente”, y recordó que el grupo del PP votó en contra cuando fue aprobada por parte del anterior gobierno local, al que también acusó de “disparar el gasto” durante su mandato, algo que también habría influido en este desajuste.

PGOU

La corporación municipal también dio luz verde al inicio de los trámites para la redacción y aprobación de un nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), con la aprobación de todos los grupos salvo IU, que se abstuvo “por las dudas sobre la situación del proyecto de los Merinos”, según su portavoz, Álvaro Carreño.

Entre las primeras medidas previstas se encuentran solicitar un informe a la Secretaría General del Ayuntamiento en el que se detalle todos los procedimientos necesarios para llevar a buen puerto el nuevo plan y consignar una partida para la redacción del proyecto.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

3 × dos =