Comarca

La Junta aprueba los nuevos PGOU de Júzcar y de Jimera de Líbar

Las medidas puestas en marcha por la dirección general de Ordenación del Territorio y Urbanismo para agilizar la tramitación del planeamiento urbanístico está dando ya sus frutos

El pueblo azul de la Serranía, así como Jimera de Líbar ya cuentan con su nuevo PGOU.

La Comisión Territorial de Ordenación del Territorio y Urbanismo (CTOTU) de Málaga ha dado hoy luz verde a otros cuatro planes generales de ordenación urbanística (PGOU) de la provincia de Málaga. En concreto, la comisión ha aprobado los expedientes de levantamiento de suspensión del los PGOU de  Jimera de Líbar, Júzcar, Macharaviaya y Torremolinos. Además, también se aprobaron una Innovación del PGOU de Almargen, una corrección del Plan General de Rincón de la Victoria, así como un Plan Especial para la ampliación del Parque Eólico el Puntal de Sierra de Yeguas.

La resolución de estos planeamientos se suman a los ya aprobados en las pasadas sesiones: el 24 de mayo se aprobó el Plan General de Ordenación Urbanística de Ardales y en la sesión del pasado 27 de febrero se aprobó parcialmente el Plan General de Ordenación Urbanística de Macharaviaya y el expediente para el levantamiento de la suspensión del PGOU de Manilva. Por lo tanto, desde la llegada del nuevo equipo de la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, la Junta ha resuelto seis planes generales de municipios malagueños (Macharaviaya, Ardales, Manilva, Júzcar, Jimera de Líbar y Torremolinos).

Las medidas puestas en marcha por la dirección general de Ordenación del Territorio y Urbanismo para agilizar la tramitación del planeamiento urbanístico está dando ya sus frutos y de ahí, por ejemplo, que la tramitación del PGOU de Macharaviaya se ha desbloqueado tras 18 años de espera. De hecho, con el anterior Gobierno andaluz, desde la aprobación provisional de un PGOU hasta el levantamiento de las suspensiones de algunos ámbitos había que esperar años, mientras que en el caso de Macharaviaya se ha resuelto en menos de cuatro meses, del pasado 27 de febrero que se aprobó el PGOU de forma provisional hasta hoy mismo que se levanta la suspensión de algunos ámbitos. Todo ello gracias a las nuevas instrucciones puestas en marcha para agilizar, aclarar y adelgazar la maraña administrativa urbanística que afectaba al desarrollo de unos 300 municipios andaluces.

De hecho, en el caso de Macharaviaya, este acortamiento de los plazos ha sido gracias a la instrucción aprobada que pone en marcha mesas de trabajo técnico-jurídica con los ayuntamientos en un plazo no superior a 15 días para agilizar el cumplimiento de condicionantes y conseguir la entrada en vigor de los planes lo antes posible.

En el caso del PGOU de Torremolinos, se aprobó de forma parcial en 2017 y, dos años después, y gracias al impulso del nuevo Gobierno de la Junta, hoy se levantaron las suspensiones de ciertos ámbitos. El de Júzcar se aprobó parcialmente en julio de 2018 y el de Jimera de Líbar, en enero de este año.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

3 × 4 =