Comarca

La Junta de Andalucía se compromete a agilizar los planes generales de urbanismo de 17 municipios de la Serranía de Ronda

Momento de la reunión mantenida entre representantes de la Diputación y de la Junta en Sevilla.

La Junta de Andalucía se ha comprometido a agilizar los trámites de los Planes Generales de Ordenación urbana de 52 municipios de la provincia de Málaga que están pendientes de aprobación, algunos de ellos desde hace 18 años. Entre ellos se encuentran 17 de la Serranía de Ronda.

Ese compromiso de la consejera de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Marifrán Carazo, fue trasladado por su número tres en la Consejería, Andrés Gutiérrez Istria, al vicepresidente y diputado de Fomento, Francisco Oblaré en un encuentro de trabajo.

En la reunión, celebrada en Sevilla, también estuvieron presentes el director general de Urbanismo de la Junta de Andalucía, José María Morente, y el jefe del Servicio de Arquitectura de la Diputación Provincial de Málaga, Antonio Fernández Bordes.

Oblaré ha informado que desde el año 2002 un total de 52 municipios malagueños están pendientes de la aprobación de su planeamiento por parte de la Junta de Andalucía, encontrándose en distintas fases del procedimiento administrativo.

Por una parte, ha explicado que Moclinejo, Monda y Villanueva del Rosario se encuentran en la fase de redacción de sus planes, quedando por delante un largo proceso que podría llegar hasta el año 2022 con su aprobación definitiva.

Por otra, en su aprobación inicial están los PGOU de Alameda, Alcaucín, Alfarnatejo, Algarrobo, Almargen, Benadalid, Benaoján, Campillos, Cómpeta, Montejaque, Periana, Riogordo y Serrato.

A este respecto, Oblaré ha indicado que es necesario un impulso para agilizar la toma de decisiones y agilizar la información preceptiva que los organismos sectoriales deben aportar.

Asimismo, en fase de aprobación provisional, se hallan los planes de Algatocín, Archez, Arriate, Atajate, Benarrabá, Cartajima, Colmenar, Cuevas Bajas, Cuevas del Becerro, Genalguacil, Jubrique, Pujerra, Sedella y Villanueva del Trabuco.

“Estos documentos podrían aprobarse definitivamente entre este año y el próximo, siempre que la Junta agilice la tramitación de los informes sectoriales”, ha informado el diputado de Fomento.

Pendientes de subsanación de la aprobación provisional están los municipios de Almáchar, Alpandeire, Archidona y Benalauría; y en aprobación definitiva están los planes de El Borge, Humilladero, Igualeja, Macharaviaya, Salares y Totalán, a la espera de que la Junta agilice las ratificaciones de  los informes sectoriales y el informe de aprobación definitiva.

Cabe destacar que hace 18 años que Macharaviaya empezó a tramitar su PGOU y aún no lo tiene aprobado definitivamente, así como que está pendiente de levantarse la suspensión de los planes de Cañete la Real, Iznate, Jimera de Líbar y Júzcar, y a la espera de la caducidad ambiental los planes de Benamargosa, Cútar, Valle de Abdalajís y Villanueva de Tapia.

Finalmente, Faraján, Comares, Pizarra y Benahavís tienen sus planes aprobados definitivamente.

“Hemos salido muy contentos y esperanzados de la reunión porque el Gobierno del cambio en Andalucía le va a dar soluciones a los problemas históricos de los planes generales de la provincia. Fundamentalmente, queremos agilizar los trámites para que los municipios de nuestra provincia puedan desarrollarse urbanísticamente cuanto antes”, ha afirmado Fran Oblaré.

El diputado de Fomento ha afirmado que “hay un serio compromiso de la Consejería de Fomento para dar prioridad a estos planes y algunos de ellos podrían salir ya a la luz en breve. Sin duda, el cambio se va a notar en Andalucía”.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

tres × 5 =