Comarca

Fauna de la Serranía de Ronda: Saltamontes narigudo (Truxalis nasuta)

Puede alcanzar los siete centímetros de largo, tiene un cuerpo alargado con una cabeza en forma cónica muy característica

Imagen de un saltamontes narigudo tomada en la Serranía- Foto José María Camca Guerra.

Insecto del orden de los Ortopteros, popularmente conocidos como saltamontes.

Puede alcanzar los siete centímetros de largo, tiene un cuerpo alargado con una cabeza en forma cónica muy característica, a lo largo del cuerpo posee unas líneas longitudinales más claras y más oscuras sobre el fondo pardo o verdoso, antenas anchas en forma de hoja. Ojos ovales y alargados longitudinalmente. Las alas sobrepasan  por detrás el abdomen, su base puede ser rosada, alas anteriores del color del cuerpo y las posteriores de color violáceo.

Para vivir necesitan calor, son animales, pues de zonas soleadas y de verano. Se pueden ver en pastizales secos, cultivos de cereales, bordes de caminos, matorrales. También pueden verse en zonas arenosas de litoral.
Su mimetismo les hace pasar desapercibidos, además no son abundantes por lo que es raro verlos. Es fácil cogerlos, se quedan quietos. Te puedes aproximar tranquilamente y agarrar uno con las yemas de los dedos. Ellos a penas hacen esfuerzos para zafarse. Pueden volar a más distancias que el resto de saltamontes

Viven en el centro, este y sur de la península Ibérica, Canarias, Cabo Verde, norte de África, extendiéndose hasta Oriente Próximo y la India.

En la Península Ibérica tenemos dos especies de saltamontes narigudo. Estas son Acrida ungarica y Truxalis nasuta. Ambas son casi idénticas en forma y tamaño y difíciles de distinguir a simple vista. Hay una manera fácil de hacer una distinción. Para ello debemos cazar un saltamontes narigudo y mirar el color de las alas. Si estas son transparentes, entonces estamos ante la especie Acrida ungarica. Pero si tienen una coloración morada, lo que tenemos es un ejemplar de Truxalis nasuta. Otra manera de saber la especie es tener en cuenta su distribución. En la Península Ibérica, Truxalis nasuta se encuentra en el centro y en el sur. Mientras que Acrida ungarica es más corriente en el norte y en la costa mediterránea. En Cataluña, por ejemplo, se encuentran ambas especies.

Las ninfas se distinguen de los adultos no solo por su tamaño, sino porque no poseen alas completas. Los saltamontes narigudos tienen tan solo una generación anual.

La foto es de José María Canca Guerra a quien doy las gracias por permitirme usarla.

Bibliografía: https://www.asturnatura.com, https://desinsectador.com


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

1 × 4 =