Cultura y Sociedad

La XIX Semana de la Música de Ronda, organizada por la Real Maestranza, entra en su recta final

Esta noche, en la ermita rupestre de la Virgen de la Cabeza de Ronda, el grupo Zejel, compuesto por Iman Kandoussi (voz), Juan Manuel Rubio (santur, laud y zanfoña) y Álvaro Garrido (percusión), interpretará «La memoria de Oriente: tradiciones musicales sefardí, cristiana y árabe»

Impresionante actuación la que se pudo disfrutar en el Picadero de la Real Maestranza.

Nuevamente la música inundó en la noche de este pasado miércoles el Picadero de la Real Maestranza de Caballería de Ronda, con la actuación de la orquesta La Madrileña dirigida por José Antonio Montaño, junto a la soprano Susana Cordón, que ofrecieron «Zarzuela Barroca. 250 aniversario del fallecimiento de José de Nebra (1702-1768)».

La soprano Susana Cordón.
La soprano Susana Cordón.

El programa, que fue interpretado con instrumentos barrocos, ofreció una oportunidad excepcional para los amantes de la música antigua de hacer un viaje a lo largo del siglo XVIII español. A través de una selección de oberturas y arias de Zarzuela se pudo escuchar a los compositores más destacados del género, como fueron José de Nebra, Antonio Rodríguez de Hita, Vicente Soler y Luigi Boccherini. El madrileño José Antonio Montaño es considerado por la prensa musical especializada como “uno de los directores de orquesta españoles con más proyección del momento”.

Pero la Semana de la Música, organizada por la Real Maestranza de Caballería ya entra en su recta final.

Este jueves 5 de julio, a las 20:30 horas, en la ermita rupestre de la Virgen de la Cabeza de Ronda, el grupo Zejel, compuesto por Iman Kandoussi (voz), Juan Manuel Rubio (santur, laud y zanfoña) y Álvaro Garrido (percusión), interpretará «La memoria de Oriente: tradiciones musicales sefardí, cristiana y árabe».

Entre los siglos XI y XII surge en al-Andalus una forma poética y musical no conocida hasta entonces, el zejel. Ésta se desarrolla a partir de las Moaxajas andalusíes y va a ser fuente de inspiración para sucesivas generaciones, pudiendo rastrearse su influencia en toda la creación poética y musical, desde las Cantigas de Santa María compiladas por el rey Alfonso X el Sabio, hasta los romances y coplas encontrados en el Cancionero de Palacio, entre los siglos XV y XVI.

De esta forma, los zéjeles, siendo composiciones cristianas inspiradas en las formas árabes, que a su vez bebían de toda la influencia persa o grecolatina de siglos atrás, son una metáfora perfecta del trasvase y fusión, el encuentro cultural único que supuso históricamente al-Andalus.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

11 + 14 =