Cultura y Sociedad

En el día de San Francisco de Sales, Patrón de los periodistas, recordamos a Antonio Manuel Cepero

En el verano pasado se cumplieron diez años de su prematuro fallecimiento. Ocupó la Jefatura de los Servicios Informativos de Radio Ronda desde el inicio de esta emisora pública

Cepero (primero por la izquierda), junto a compañeros en un Jeep de la Legión durante unas maniobras militares en Las Navetas.

Este miércoles 24 de enero, además de ser fiesta local en Ronda con motivo de la celebración de la Virgen de la Paz, Patrona y Alcaldesa de la ciudad, también se celebra el día de San Francisco de Sales, Patrón de los periodistas, reporteros y escritores.

En este día tan señalado desde Diario Ronda queremos traer a nuestro recuerdo a nuestro compañero Antonio Manuel Cerero, quien falleció a temprana edad hace ahora algo más de diez años.

Cerero, que desarrolló gran parte de su vida profesional como jefe de Informativos de Radio Ronda, siempre contó con el aprecio y reconocimiento de todos sus compañeros, debido a su carácter afable y colaborador en todo momento.

Desde hace algún tiempo el Ayuntamiento ya no viene realizando la entrega de la distinción que llevaba su nombre a los periodistas, empresas o profesionales más destacados de la comunicación de la ciudad. No obstante, hace algo más de dos años, en 2015, sí se le puso el nombre de una calle de la ciudad en su memoria, y en cumplimiento de un acuerdo plenario.

Igualmente, en este día de los periodistas, también queremos tener otro recuerdo para los compañeros que nos dejaron, como por ejemplo Juan Carretero y Agustín Clotet, entre otros.

Patrón de la prensa

San Francisco de Sales, quien vivió entre 1567 y 1622, doctor de la Iglesia, titular y patrono de la Familia Salesiana, es el patrón de periodistas y escritores.

Nació en el Ducado de Saboya, región de Francia que ahora se conoce como Alta Saboya, dentro de una familia aristocrática que abandonó a los 13 años para formarse junto a los jesuitas cuando tenía 13 años. Después, se instruyó en Derecho y Teología, empezando en la Universidad de París, la famosa La Sorbona, y luego en la Universidad de Estudios de Padua, en Italia.

Su familia se quedó sorprendida cuando el canónigo de Sales, con la colaboración del obispo de Ginebra, convencieron al Papa para nombra a Francisco deán del capítulo de Ginebra en 1593. Y a los 26 años ya se había convertido en sacerdote. Dormía a la intemperie, exponiéndose a un gran peligro, como los dos intentos de asesinato que sufrió. Y poco a poco ascendió hasta convertirse en obispo de Ginebra.

En su faceta comunicativa, destacó su actividad literaria, que arrancó en Chablais con folletos que distribuía entre la población, lo que le señala como el primer prescriptor de noticias.

Las obras más recordadas de San Francisco de Sales son Controversias, Defensa del estandarte de la Cruz, Introducción a la vida devota, Tratado del amor de Dios, Conferencias espirituales, Sermones y Cartas. También fue nombrado predicador en los púlpitos de París entre 1618 y 1619.

Tras su muerte en 1622, san Francisco de Sales fue bienaventurado, canonizado y proclamado doctor de la Iglesia por diferentes papas. En 1923, fue Pío XI quien lo designó santo patrón de los escritores y los periodistas en su encíclica Rerum Omnium Perturbationem. El pontífice señalaba que es muy necesario que los periodistas “muestren en todo momento que el rigor siempre ha estado unido a la moderación y la caridad, que era la característica especial de san Francisco”.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

cuatro + 20 =