Ronda

Insólito desenlace para ‘el robo del sms’

El ladrón resultó ser el hijo de la víctima, que le envió un mensaje avisando de una supuesta entrevista de trabajo. La víctima también ha sido detenida por multiplicar por diez la suma robada

La víctima residía en la Avenida Serranía.

El ladrón resultó ser el hijo de la víctima, que le envió un mensaje avisando de una supuesta entrevista de trabajo. La víctima también ha sido detenida por multiplicar por diez la suma robada

Muchas historias y casos policiales han sido calificados como rocambolescos, pero el ocurrido en Ronda con un robo ha superado al mejor guión de cine que se hubiese podido pensar. A pesar de ello, los agentes de la Policía Nacional han logrado esclarecer un robo que se inició con el envío de un mensaje al teléfono de la víctima para ofrecerle un supuesto trabajo en el Ayuntamiento de Ronda, como ya contó  este periódico hace unas semanas.

Los hechos ya resultaban llamativos, debido a la argucia utilizada por el ladrón para conseguir que su víctima saliese a una determinada hora de la vivienda para acudir a una falsa entrevista en el Consistorio, momento que aprovechó para asaltar la casa y hacerse con su botín. Pero la resolución del caso ha tenido un final insólito. La víctima y el ladrón han resultado ser madre e hijo, respectivamente, algo que la Policía barajó desde el principio, aunque nadie podía pensar que la víctima terminarse siendo detenida y acusada de presentar una denuncia que en parte era falsa. El robo resultó ser cierto, pero la mujer declaró que le habían sustraído unos 2.500 euros, cuando en realidad la apropiación realizada por su propio hijo había sido de sólo 280 euros, según el comunicado policial.

Mientras tanto, el preparativo del golpe es propio de un asalto a gran escala. El detenido, que reside fuera de la vivienda familiar, sabía que su padre estaría fuera de la casa la mañana del robo, y tan solo le quedaba por hacer salir a su madre y su hermano. Para ello ideó un sofisticado plan. Compró un teléfono móvil de prepago, envío un mensaje ofreciendo trabajo a su madre en el Ayuntamiento de Ronda y desvío las llamadas entrantes al número de la centralita del Consistorio rondeño. De este modo pretendía conseguir que no quedase duda de la autenticidad del mensaje, que simulaba el formato municipal y que fue enviado el día anterior. Con su madre y su padre fuera de casa, tenía que lograr que también se ausentase su hermano de la vivienda. Para ello le habría pedido que atendiese a los operarios que supuestamente tenían que acudir a su vivienda para realizar la revisión del gas, ante la imposibilidad de atenderlos él.

Un golpe casi perfecto, pero tantas coincidencias en los horarios hicieron que la Policía pusiese su objetivo sobre F. J. C. G., de 27 años de edad, y al que terminó deteniendo como presunto autor de un robo con fuerza. Un lío familiar que ha terminado con madre e hijo ante el juez.

Los vecinos de la zona se mostraban ayer reacios a realizar declaraciones. Alguno mostró su sorpresa por la detención de madre e hijo por este asunto, en especial, por el hecho de que la madre tratase de aprovecharse de los hechos.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

cinco × uno =