Cultura y Sociedad

Gran sábado de Goyesca con tres toreros por la puerta grande

A pesar del buen ambiente taurino, este año se ha registrado menos afluencia de público y de caras famosas

Los tres toreros han salido por la puerta grande de Ronda.

Día grande hoy en Ronda: Sábado de Feria y de Goyesca. Las calles llenas y los festejos de Pedro Romero alcanzan todo su esplendor. No obstante, este año se ha registrado menos ambiente que en ocasiones anteriores, sobre todo en lo referente a rostros conocidos y a público.

Los periodistas se concentraron al medio día en las inmediaciones de la plaza de toros, con el propósito de recoger la imagen de algún “famoso”, aunque en esta ocasión han sido pocos. El rejoneador Fermín Bohórquez, la modelo Eva González, el vicepresidente de Unicaja, Manuel Atencia, el ex comisario de la Expo 92, Manuel Olivencia, y el pregonero de los festejos, Carlos Telmo, han sido algunos de los rostros más visibles. También llegaba a última hora a Ronda el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz.

Goyesca

Pero el máximo ambiente se vivió cuando rozando las cinco de la tarde llegó la comitiva para la tradicional Corrida Goyesca, en la que en esta ocasión se ha contado en el paseíllo previo por la calle Virgen de la Paz con la presencia de la Guardia Real, todo un acontecimiento que miles de rondeños y visitantes no se han querido perder ese momento.

En cuanto a la corrida, según detalla nuestro cronista taurino, Santiago Orozco, el triunfalismo del público abrió en la edición de este año de la Corrida Goyesca la puerta grande de Pedro Romero. De hecho, los tres toreros han salido esta noche por ella.

Una corrida bien presentada, del hierro de Garcigrande. Blanda y descastada en líneas generales, y la voluntad de los toreros hizo todo lo demás.

El rejoneador Manolo Manzanares abrió el cartel, quien tuvo una discreta y breve actuación, con un toro de Passanha; saludó desde el tercio tras realizar su labor.

José María Manzanares, que vestía un terno gris plomo y azabache, saludó en su primero, después de un pinchazo y estocada. Con una leve petición y saludo desde el tercio. En el cuarto, al que recibió a un toro que descastado de salida, que no se picó, se dolió en banderillas, pero sorprendentemente galopó en la muleta de José María Manzanares, que con el empaque que tiene deleitó al público, a pesar de un toreo poco ajustado. Mató en la suerte de recibir, escuchando dos avisos. Logró dos orejas.

Cayetano, que lucía un traje diseñado por su esposa, Eva González, con el Tajo de Ronda bordado en su espalda, de color perla y azabache, lanceó a la verónica al segundo de la tarde, de lidia ordinaria. Después del puyazo el toro salió muy justo del caballo. Un quite, rodilla en tierra, inicia su faena de muleta, lo saca a los medios, con dos series por el pitón derecho, cuatro naturales y el de pecho, que hicieron las delicias del público. Le aprieta el toro en un adorno y mató en la suerte contraria de estocada hasta la bola. Una oreja. En el quinto recibió a la verónica, rematando con una serpentina. El toro con la fuerza muy justa no facilitó la labor de Cayetano. Mató de dos pinchazos, aviso y estocada. Saludó desde el tercio.

En el sobrero, dos orejas tras una faena muy justita, pero que al presidente de la plaza toros le entusiasmó.

López Simón. Fucsia y azabache. Ante el tercer toro descastado, como todos sus hermanos de salida, basó su faena sobre los dos pitones, pero el astado a regañadientes tomaba la muleta. Estocada y una oreja.

Al sexto lo recibió a la verónica y tras recibir un puyazo blandeó en los primeros tercios. En la muleta pierde las manos; arrimón, un pinchazo y estocada y una oreja.

En definitiva, una corrida actual, para el toreo moderno.

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

14 − 1 =