Cultura y Sociedad

El buen tiempo permite un brillante inicio de Semana Santa

Las tres hermandades del Domingo de Ramos pudieron volver salir después de dos años

Saeta al paso del Cristo de los Gitanos.

No pudo empezar mejor la Semana Santa rondeña, después de dos años en los que la lluvia hizo quedarse en sus templos a las hermandades del Domingo de Ramos, o bien las obligó a una recogida precipitada al hacer acto de presencia durante el recorrido. En esta ocasión, el buen tiempo fue el protagonista de este primer día y miles  de personas se agolparon en las calles de la ciudad del Tajo para presenciar las tres salidas.

Por la mañana las palmas y la chiquillería eran los protagonistas en la popular procesión de la Pollinica, que hace su salida desde la barriada de la Dehesa. Además, este año había una gran expectación por ver la primera salida de Nuestro Padre Jesús en su Entrada Triunfal en Jerusalén portado por costaleros. Mientras tanto, María Santísima dela Paloma lo seguía haciendo con su trono de horquilleros, por lo que fue posible ver los dos estilos de la Semana Santa rondeña en una única procesión.

La Pollinica, por primera vez sacada por costaleros.
La Pollinica, por primera vez sacada por costaleros.

Por su parte, la hermandad del Prendimiento pudo también procesionar por fin bajo un cielo despejado, tras mojarse en sus dos últimas salidas. Precisamente, los pronósticos de buen tiempo habían provocado una gran expectación entre hermanos y fieles, algo que se hizo notar en el numeroso público que se dio cita en los aledaños de la iglesia de San Cristóbal.

Uno de los momentos más destacados tuvo lugar en este punto, cuando dos bomberos lanzaron desde lo alto de una grúa pétalos de flores al paso de la Virgen del Rosario, escenificando así el hermanamiento que existe entre este cuerpo de emergencias y la hermandad.

Los bomberos lanzaron pétalos a la Virgen del Rosario.
Los bomberos lanzaron pétalos a la Virgen del Rosario.

La última de las cofradías en procesionar fue la de Los Gitanos, que llenó de olor a romero las  callejuelas del casco antiguo. No tardaron en llegar los piropos para el ‘Manué’, como popularmente llaman a su Cristo.

Especialmente emotiva fue la saeta cantada a Nuestro Padre Jesús de la Salud, dedicada a un

pequeño de corta edad que próximamente tendrá que ser operado, lo que provocó las lágrimas de sus familiares. Los costaleros también le dedicaron una gran ‘levantá’.

Otra de las novedades de esta cofradía fue la escolta de la Guardia Civil a sus pasos, un momento calificado como histórico.

Nuestro Señor Orando en el Huerto

En la jornada de hoy lunes tendrá lugar el desfile procesional de la Hermandad de Nuestro Señor Orando en el Huerto, que tendrá en su salida de la iglesia de Santa Cecilia su momento más espectacular. Esta cofradía ha sido una de las últimas en librarse de la lluvia en los últimos años y poder procesionar con normalidad, algo que está previsto que se produzca también este año.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

5 − cuatro =