Ronda

La Asociación de Peñas reclama a la alcaldesa que se mantenga la primera semana de septiembre para el desarrollo de la Feria de Pedro Romero

Este colectivo afirma que cualquier variación de la agenda festiva, que fue aprobada por la Corporación para los días 3, 4, 5, 6, 7 y 8 de septiembre, generará importantes perjuicios económicos y sociales para los agentes implicados y para los ciudadanos en general

El presidente de la Asociación de peñas, Gabriel Pardo, ha presentado hoy el escrito en el Ayuntamiento.

La Asociación de Peñas de Ronda, tras la polémica que se ha suscitado en la ciudad ante el posible cambio de fecha al día 31 de agosto de la tradicional corrida Goyesca -tal y como ha propuesto en el Ayuntamiento el empresario de la plaza de toros-, ha entregado esta mañana en el Registro Oficial del Consistorio un escrito en el que muestra su total rechazo a esta variación del calendario festivo de la Feria y Fiestas de Pedro Romero de 2019, que según lo aprobado por el Pleno tiene que celebrarse entre el 3 y el 8 de septiembre.

Curiosamente, al mismo tiempo que el empresario taurino, Francisco Rivera Ordóñez, exponía en la mañana de este lunes sus argumentos para variar la fecha de la Goyesca ante los portavoces de los distintos grupos municipales, el presidente de la Asociación de Peñas, Gabriel Pardo, entregaba el escrito en el Servicio de Atención al Ciudadano (SAC) del Ayuntamiento.

En esta misiva de las peñas, dirigida a la alcaldesa, Teresa Valdenebro (PSOE), se afirma que con el posible cambio de fecha de la Feria se rompería con la tradición y la identidad de estos festejos,  al tiempo que se pondría en peligro la continuidad de la Feria de Ganado. También se matiza que la mayoría de los ciudadanos disponen de más recursos económicos a principios de mes, cuando cobran sus nóminas, que a final de agosto, lo que repercutiría la asistencia de personas a las distintas actividades, tanto en el centro como en el Real.

Igualmente la Asociación de Peñas recuerda que una gran parte de los establecimientos hoteleros y restaurantes ya tienen reservadas la mayoría de sus camas y mesas para el 7 de septiembre, con lo que cualquier variación en la fecha podría suponer unos perjuicios inimaginables para este sector.

En otra parte del escrito señalan que en este asunto hay otros agentes implicados, como por ejemplo la Asociación Cultural Abul-Beka que ya tiene cerrado el circuito para los grupos que participarán en las Galas Folclóricas Internacionales, que sería imposible de variar en cuanto a las fechas ya establecidas.

Se afirma que adelantar la Feria a agosto también supondría una menor asistencia de público debido a que en ese mes, sobre todo en horario de día, las temperaturas son más elevadas y difíciles de soportar en el centro y en el Real.

Al mismo tiempo los peñistas, que por consiguiente piden que se mantenga la fecha establecida, reclaman que a la hora de tomar cualquier decisión en este sentido, se cuente con ellos y con otros colectivos que pueden verse afectados de forma negativa.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

14 + ocho =