Ronda

La consejera de Desarrollo Sostenible señala que uno de los principales objetivos de la Junta es la declaración de la Sierra de las Nieves como Parque Nacional

Así lo ha expuesto hoy Carmen Crespo, en su primera comparecencia parlamentaria

Carmen Crespo en su primera intervención en la comisión parlamentaria.

La consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, ha señalado hoy en su primera comparecencia parlamentaria que uno de los principales objetivos que se marcado para esta legislatura en la Junta de Andalucía es la declaración de la Sierra de las Nieves como tercer parque nacional de Andalucía.

De esta forma, el nuevo ejecutivo andaluz (PP-Cs) ha dejado claro que la culminación de esta declaración, que tendrá que realizarse a lo largo de este año por parte del Gobierno central, es una de sus prioridades.

Hay que recordar que el Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó el acuerdo del Consejo de Ministros de 7 de diciembre de 2018, por el que se aprobabna la propuesta final de declaración del Parque Nacional de la Sierra de las Nieves.

El nuevo enclave protegido acoge 23.000 hectáreas en 14 municipios cuya colaboración con su protección a través de la declaración previa de parque natural y Reserva de la Biosfera, destaca el Ministerio. La Sierra de las Nieves alberga el 65 por ciento de la superficie de pinsapar español y destaca por sus afloramientos de las muy escasas peridotitas (rocas ultra básicas) y por su diversidad de hábitats y variada fauna. La Sierra de las Nieves cumple con los requisitos para gozar de la máxima protección ambiental del ordenamiento jurídico, definidos en la Ley 30/2014 de Parques Nacionales.

El futuro Parque Nacional de la Sierra de las Nieves cuenta con una superficie continua, no fragmentada, sin elementos artificiales que alteren significativamente el paisaje. Además, el abeto pinsapo (‘Abies pinsapo’) constituye, junto con el abeto blanco (‘Abies alba’), son los únicos representantes del género Abies en la Península Ibérica. España cuenta con bosques de abeto blanco en los Parques Nacionales de Ordesa y Monte Perdido y Aigüestortes y Lago de San Mauricio, pero el pinsapo no estaba hasta ahora presente en ninguno de los parques nacionales.

Asimismo, el ministerio señala que muchas de sus grandes formaciones rocosas datan de hace cientos de millones de años y han ido moldeándose a través de la historia perfilando un escenario de distintos tipos de rocas plutónicas, metamórficas y sedimentarias; peridotitas, gneises, calizas, dolomías, mármoles, serpentinitas y depósitos cuaternarios aluviales que actúan como relleno de los fondos de valle. La belleza de los paisajes kársticos, con sus numerosas simas, algunas de las cuales destacan por su gran profundidad, caudales o por las propiedades minerales de sus aguas, despiertan gran interés en los visitantes. Por otro lado, su extraordinaria representación de elementos destacados desde el punto de vista geomorfológico, hidrogeológico, sedimentario, tectónico, etc., unido a la singularidad del afloramiento de peridotitas, delatan el diferente origen e historia geológica de este espacio protegido.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

diecisiete − 1 =