Ronda

Los Gitanos desafían a las nubes y llevan la Pasión a las calles de Ronda

Tras la suspensión de La Pollinica y El Prendimiento en el Domingo de Ramos por la lluvia, los cielos se abrieron al anochecer para permitir la salida de esta cofradia

Esfuerzo de los costaleros de Los Gitanos para sacar los dos pasos por el pórtico de Santa María la Mayor.

Olor a romero quemado, sones cofrades, el caer de la tarde y mucho fervor religioso. Esas fueron las sensaciones que se vivieron en los últimos compases del Domingo de Ramos en las inmediaciones de la colegiata de Santa María la Mayor, con la salida de la estación de penitencia de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús en la Salud y María Santísima de la Amargura (Los Gitanos), que desafiando a las nubes fue la única cofradía que pudo desfilar en el primer día de la Semana Santa de Ronda, tras las suspensiones de La Pollinica y El Prendimiento por la lluvia.

Tras una difícil y complicada maniobra, los dos pasos de costaleros lograron superar los primeros obstáculos de la procesión al salir a la perfección por el estrecho pórtico de Santa María. En la plaza Duquesa de Parcent, repleta de publico, arrancaron los aplausos y los vivas.

Pequeños cofrades repartían a su paso ramitas de romero, mientras que los sones cofrades fueron interpretados por la Agrupación Musical Nuestro Padre Jesús de la Salud de Sevilla, y la Banda Sinfónica ‘Ciudad de Atarfe’.

La imagen de María Santísima de la Amargura lucía de forma especial una saya que ha sido confeccionada con un traje de luces del consagrado torero Curro Romero, que tiene más de 50 años de antigüedad y que ha sido cedida para el desfile procesional por la Hermandad de los Gitanos de Sevilla.

En definitiva, que Los Gitanos lograron abrir la Semana Santa de Ronda en otro Domingo de Ramos para recordar.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

3 × tres =