Ronda

Los estudiantes de Enfermería tienen que acudir a clase con parte del techo arrancado por el viento y con los pasillos anegados

Esta situación se está viviendo desde el pasado jueves sin que el Ayuntamiento le haya dado de momento una solución

Estudiantes se resguardan de la lluvia con paraguas en los pasillos de la Escuela Universitaria de Enfermería.

Los estudiantes de la Escuela Universitaria de Enfermería están acudiendo a clases durante estos días con parte de la cubierta del centro arrancada por el viento, que el pasado jueves hizo saltar por los aires la claraboya, con los pasillos anegados y con humedades en las clases, según han denunciado un gran número de alumnos que vienen reclamando al Ayuntamiento una solución urgente a este problema.

Ello ha provocado que estén asistiendo a clases en unas condiciones más que precarias, ya que por ejemplo en los pasillos y la zona central de las instalaciones el agua acumulada alcanza hasta los cinco centímetros de altura. Incluso, cuando recorren la parte central que se encuentra protegida por plásticos, tienen que abrir los paraguas para protegerse de la lluvia.

En este sentido han redactado un escrito en el que se quejan por el lamentable estado en el que se encuentran las instalaciones con la lluvia, en un periodo de prácticas y de talleres, “lo cual genera un grave problema”.

Pero además han aprovechado para denunciar el escaso equipo y mobiliario que tienen en las aulas, “que no es cómodo ni efectivo para poder realizar nuestras tareas, estando relegados a una silla con un mínimo espacio donde poder escribir y tomar apuntes”.

En este sentido recuerdan que a pesar de que la Escuela de Enfermería está adscrita a la Universidad de Málaga (UMA), no posee el equipamiento mínimo necesario para poder desarrollar su labor estudiantil, ya que carecen de cafetería, de máquinas expendedoras de agua o de café, o de una simple fotocopiadora, y eso que “pagamos más de mil euros de matrícula”.

Otras de las demandas que ponen sobre la mesa es el hecho de que en horario de tarde, cuando desarrollan principalmente su actividad académica, no se encuentra operativo el servicio de Secretaría “no pudiendo aclarar problemas o dudas que puedan surgir con respecto a cualquier tema administrativo”, indican.

Autobús para llegar al Hospital

Pero otro de los problemas que tiene en vilo a los alumnos son los autobuses urbanos que comunican con el Hospital, ya que debido a la escasez que tienen esta líneas y a sus horarios, no les permiten llegar a tiempo para realizar sus prácticas en las instalaciones hospitalarias.

Todas estas cuestiones las quieren plantear en una reunión, que al parecer los delegados de los estudiantes quieren mantener este martes con los responsables del equipo de Gobierno Tripartito (PSOE, PA e IU), y con el objeto de que se les den soluciones inmediatas.

De momento Diario Ronda ha intentado recoger la versión de la concejal delegada de Educación, Laura Marín (PSOE), sin obtener respuesta.


Un comentario en “Los estudiantes de Enfermería tienen que acudir a clase con parte del techo arrancado por el viento y con los pasillos anegados

  1. manuel

    pues que se lleven la escuela a otra ciudad más competente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

doce − 7 =