Comarca

Setas de la Serranía de Ronda: Amanitha vittadini

La “Carne” es espesa y consistente de color blanco, los ejemplares jóvenes tienen un olor aromático muy peculiar,

Imagen de un ejemplar de esta curiosa seta tomada en la Serranía de Ronda.

Es una curiosa seta que presenta un “Sombrero” que frecuentemente supera en los los 10 cm de diámetro, incluso a veces supera los 15, tiene forma globosa cuando brota, evolucionando a forma convexa o plano convexa, rara vez aplanado. Su superficie es de color blanco o crema, muy seca y fácilmente separable de la carne, pero está recubierta de escamas que no son otra cosa que restos del velo que recubre la seta en sus inicios. Estas escamas son de color variable, crema amarillentas a gris ocre, más bien aplanadas, no piramidales, pero si con un cierto relieve. Margen regular y no es inhabitual que tenga restos colgantes del velo.

Sus “Laminas” son libres con respecto al pie, apretadas, de color blanco de jóvenes, luego cremas, de consistencia un tanto cerosa, blanda.

Tiene un “Pie” cilíndrico, pero radicante por su base, de consistencia muy dura y lleno. La zona superior es lisa, hasta el anillo, que es colgante y persistente, liso por arriba y arrugado por la parte inferior. Desde el anillo hasta la base, el pie está recubierto en su totalidad de escamas dispuestas de forma circular o en espiral. Todo el pie tiene un color similar al del sombrero, salvo quizás la base que se vuelve algo más ocrácea.

La “Carne” es espesa y consistente de color blanco, los ejemplares jóvenes tienen un olor aromático muy peculiar, con la edad este olor se mitiga y casi llega a desaparecer, su sabor es dulce.

Para tratarse de una Amanita su hábitat es peculiar, ya que sale en prados y pastizales de cierta altura, entre la hierba. Fructifica tanto en primavera como en otoño. Es una seta rara, el ejemplar fotografía procede de La Nava.

Por su hábitat es frecuentemente confundida con Agaricus, incluso mucha gente se la ha comido confundida, sin que se tengan noticias de ningún contratiempo con ella. Está considerada como comestible, aunque no es muy cotizada por los buscadores. Más difícil es su separación de la Amanita codinae, especie que no tiene el pie tan duro, y que sale en eriales y claros boscosos. La mortal Amanita virosa se diferencia por la ausencia de escamas y su volva envolvente.

www.fungipedia.org

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

dos × tres =