Cultura y Sociedad

Oración y recogimiento en el Vía Crucis de Ronda

Cientos de personas recorrieron en la noche del Martes Santo el casco histórico acompañando al Cristo Crucificado

Durante el Vía Crucis se contemplaron estampas únicas.

Cientos de fieles participaron anoche en el tradicional Vía Crucis organizado por la Agrupación de Hermandades y Cofradías y el Arciprestazgo de Ronda y que, como viene siendo habitual, recorrió los rincones más bellos del casco histórico en una noche en la que la luna brillaba sobre el cielo.

El Martes Santo es el único día en el que no hay desfiles procesionales en Ronda y por ello toda la actividad religiosa de la jornada se concentró en este acto, que se empezó a celebrar a partir del año 1974 y del que se hizo cargo la Agrupación de Hermandades y Cofradías en 1989.

Los devotos, que en su mayoría portaban velas blancas, se concentraron a las 22.00 horas en el interior del templo de Padre Jesús, en la barriada que lleva el mismo nombre, para posteriormente cruzar el Puente Viejo y subir la cuesta del Arco de Felipe V.

En las calles empedradas un Cristo crucificado, portado a hombros por los representantes de las distintas hermandades, protagonizaba el cortejo, que utilizó los principales monumentos del conjunto histórico para realizar las correspondientes estaciones de penitencia.

Concretamente cada una de las hermandades rondeñas se encargó de la lectura de las estaciones hasta llegar a la colegiata de Santa María la Mayor, donde se puso fin a la noche de oraciones.

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

13 − 5 =