Ronda

La Junta repara los corrimientos de tierra causados por el temporal en la calzada de la A-397 Ronda-San Pedro

El intenso aguacero provocó daños en la carretera en el punto kilométrico 45, cerca de la Costa

Las intensas lluvias arrastraron la base de la carretera Ronda-San Pedro en el kilómetro 45.

La Consejería de Fomento y Vivienda ha alcanzado ya el 22,3% del nivel de ejecución de las obras de emergencias que se están llevando a cabo en las carreteras dañadas por el temporal de lluvia del pasado diciembre en la provincia de Málaga. De hecho, ya se ha restituido el tráfico en ambos carriles en la carretera  A-397, concretamente en el punto kilométrico 45, en las inmediaciones de San Pedro de Alcántara, por donde pasan más de 8.000 vehículos diarios, tras finalizar las labores de reparación del terraplén desprendido por el temporal.

En esta misma carretera se está actuando en el punto kilométrico 41, en las obras de drenaje transversal, y terminando de limpiar las cunetas afectadas por las fuertes lluvias. También se han colocado mallas de protección anticaídas en dos puntos críticos en dirección a Ronda, con el fin de garantizar la seguridad de la vía.

El delegado territorial de Fomento y Vivienda, Francisco Fernández España, ha puesto de relieve “la rapidez con la que se está actuando para garantizar la seguridad en las carreteras” y ha recordado que “estos trabajos suponen una inversión total de 3,35 millones en la provincia y se prolongarán entre uno y cuatro meses, en función del diferente alcance de las actuaciones determinadas”. Según el delegado,  “se está interviniendo en 17 vías, principalmente en el valle del Guadalhorce y la zona oeste de la provincia”.

La limpieza de cunetas afecta también a otras carreteras de la zona oeste de la provincia de Málaga, como la A-7176, de Istán a la costa, y la A-405 en las proximidades de Gaucín, donde se está llevando a cabo el saneo de los materiales inestables en los taludes y se ejecutarán nuevos sistemas de contención que garanticen la seguridad vial.

Precisamente en la carretera A-369, de Ronda a Gaucín, se ha avanzado en la construcción de una pantalla de micropilotes que asegurará la estabilidad de los taludes, con el objetivo de aumentar la seguridad vial. En este punto del término municipal de Algatocín se ha cortado un carril de circulación y se mantiene el paso del tráfico de manera alternativa. Más cerca de Ronda, se ha colocado una malla de protección anticaída para proteger los desmontes.

En las carreteras del valle del Guadalhorce, las aguas torrenciales provocaron desprendimientos e inundaciones en las carreteras más frecuentadas, por lo que la actuación de la Junta se centra en limpieza de cunetas y obras de fábrica, así como en el saneo de materiales y formación de nuevos taludes, para lo que se construyen muros de escollera que garanticen la estabilidad. Ya se ha finalizado la reconstrucción del terraplén de la A-7052, en la actuación que visitó el consejero de Fomento y Vivienda, Felipe López, el pasado mes de diciembre.

En esta comarca, se están llevando a cabo trabajos de limpieza, reparación de pequeños desperfectos y algunas actuaciones singulares. En este último sentido, en la travesía de Cártama Estación, se ha previsto un paso inferior de 6 metros de ancho y 3 metros de alto, de manera que tenga capacidad suficiente para el paso de vehículos y evite las inundaciones que afectaron a las viviendas cercanas.

Avanzando hacia el interior desde el valle del Guadalhorce y hacia la serranía de Ronda, se han producido deslizamientos en la carretera A-354 en los términos municipales de Alozaina, Casarabonela y Pizarra que han afectado a la calzada. Entre los puntos kilométricos 2 al 16, existen diez puntos en los que se actuar, de los cuales siete están ya muy avanzados. Las actuaciones consisten en corregir los deslizamientos y mejorar el drenaje en los tramos afectados.

En la carretera A-343, que sube hacia Antequera desde el Guadalhorce, se han limpiado las cunetas en los tramos más afectados y las obras de drenaje transversal están ya limpias, de manera que se evitarán más inundaciones. La repercusión de los daños entre las localidades del valle de Abdajalís y Álora afectó al tráfico y la actuación incluye el saneo del firme afectado y su reposición.

Finalmente, en la carretera A-357, de Málaga a Campillos, a la altura de Casarabonela, las fuertes lluvias provocaron daños en el terraplén, lo que trajo como consecuencia la deformación del firme y la rotura de drenajes transversales. El tramo afectado es de 100 metros y ya se encuentra en ejecución un muro de escollera en la margen izquierda sentido Campillos. También se está ejecutando el desvío provisional para el tráfico, de manera que se puedan efectuar los trabajos pendientes.

La contratación de estas actividades, que se ha llevado a cabo a través de la Agencia de Obra Pública de la Junta de Andalucía, se ha hecho conforme al procedimiento y recursos habilitados en el Fondo de Contingencia, cuyo gasto fue autorizado por Consejo del Gobierno el 13 de diciembre. El denominado Fondo de Contingencia de la Junta de Andalucía constituye una dotación diferenciada y destinada a atender necesidades imprevistas y sin cobertura en las cuentas autonómicas. Los trabajos, que han comenzado hoy mismo, se prolongarán entre 15 días y seis meses, en función del diferente alcance de las actuaciones determinadas.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

1 × 2 =