Comarca

Ecologistas rondeños localizan diez buitres electrocutados en Sierra Crestellina

Ha aparecido debajo de un poste eléctrico de Endesa en parajes cercanos a Casares

Imagen de los buitres electrocutados junto al poste eléctrico.

Gracias a la colaboración ciudadana, en esta ocasión de un cazador, los ecologistas rondeños han localizado un nuevo punto negro en los tendidos eléctricos de la zona. La magnitud de este caso es impresionante, se han encontrado los cadáveres de diez buitres leonados (Gyps fulvus) debajo de un poste de alta tensión.

La imagen, según informan estos ecologistas, al llegar al pie del tendido eléctrico es dantesca, diez cadáveres de estas enormes aves concentrados al pie del poste. Al lugar se desplazó inmediatamente un equipo de cinco personas, miembros de los grupos locales de Ecologistas en Acción Silvema Serranía de Ronda y Sierra de la Utrera. Una vez localizado el lugar exacto y confirmados los hechos se informó al coordinador provincial de los Agentes de Medio Ambiente, quién organizó el levantamiento de los cadáveres así como el inicio de las gestiones con la compañía ENDESA para la corrección de la insralación causante de las muertes. Así mismo se transmitió la información al equipo provincial del SEPRONA de la Guardia Civil.

Este punto de la zona Oeste del término de Casares está situado a menos de cinco kilómetros de la buitrera de Sierra Crestellina, la de mayor entidad de toda la provincia de Málaga, un área de estancia vital de esta población de aves necrófagas en continuo trasiego de ejemplares. Se trata del área por la que discurre la ruta migratoria del paleártico occidental, lo que conllevaría un fuerte aumento en el número de ejemplares presentes durante el otoño e invierno. Además, estas aves suelen alimentarse en los parajes de la Serranía de Ronda.

El poste eléctrico, pertenece a una línea de segunda categoría, con una tensión de 66 KV, que atravesando el término municipal de Casares (Málaga) se dirige hacia la estación eléctrica “El Corchado” (Gaucín). Los ecologistas indican que la disposición de los cables en la cruceta esta compuesta por cadenas de aisladores de amarre, disponiéndose el puente de unión por debajo de la armadura. Este tipo de apoyo, fue considerado en un tiempo como de riesgo “moderado”, aunque estudios posteriores y una mayor atención a la problemática de las electrocuciones de avifauna ha demostrado que tiene una peligrosidad importante para aves de gran envergadura, como los buitres leonados.

El tendido discurre por el ámbito del Plan de Recuperación y Conservación de las Aves Necrófagas, elaborado y puesto en marcha por la Consejería de Medio Ambiente, con una especial importancia para el Alimoche (Neophron percnopterus) incluido en el Catálogo Español de Especies Amenazadas. Es por ello que la normativa nacional del año 2008 para la protección de la avifauna contra la colisión y electrocución en líneas eléctricas obliga a que este tendido disponga de unas medidas para prevenir las electrocuciones, en concreto el aislamiento de los puentes de unión. Dada la gravedad de este caso apelamos a la responsabilidad de las administraciones competentes imponiéndose una rápida corrección del apoyo y una revisión de los demás apoyos peligrosos de la línea y su entorno.

“No podemos dejar de incidir en la pérdida que significa para la especie la privación de diez ejemplares, tanto de jóvenes con apenas cuatro meses de abandono del nido, como de adultos en edad de procrear. Lo que unido a otros episodios como los acontecidos este mismo año en Loma Matutes (Casares), con otros tres buitres, donde se poseen más datos históricos de accidentalidad en el mismo apoyo, coloca a las administraciones competentes y a las compañías eléctricas en un escenario de urgencia y de voluntad de inmediata resolución”, indican los ecologistas.

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

diez − 7 =