Opinión

El cinismo urbanístico de la Maestranza de Ronda (Manuel Ramírez)

La asociación que lleva por nombre: “Real Maestranza de Caballería de Ronda”, propone al pueblo de Ronda un debate abierto en torno al diseño de pequeñas ciudades. Bajo el nombre de RONDA FORUM, ha congregado a un buen número de ponentes que a buen seguro traerán bajo el brazo innumerables ideas teóricas que sin lugar a dudas nos enriquecerán.
Proponer un debate en Ronda se puede considerar un acto cuasi-revolucionario, desde que los “georgistas” escogieron esta ciudad para su asamblea de 1913, monólogos sucesivos han sido la tónica imperante de la vida pública.

Tras la alharaca por la teoría, viene la reflexión sobre la praxis. La práctica urbanística que llevan a cabo los anfitriones del debate, se distancia muy mucho de las buenas intenciones.

El pasado 15 de febrero, según publica el Boletín Oficial de la provincia de Málaga, la Maestranza solicita “ampliación y mejora de las instalaciones de la escuela de Equitación”, ubicada junto a los Baños Árabes. Unas instalaciones que se concedieron en su momento, haciendo una más que libre interpretación de lo que supone autorizar una construcción dentro de la zona de protección del Bien de Interés Cultural colindante. Para conseguirlo, se consideró el proyecto de utilidad pública y por ello se les concedió un mayor nivel de edificabilidad que al resto de fincas de la zona.

Desde el lunes 15, se pretende aumentar la volumetría de ocupación, de los 431 metros cuadrados actuales a 1869. La ampliación solicitada significa construir la finca en su totalidad en base a una utilidad pública concedida por un alcalde socialista. Ya sabemos que éstos en la oposición son laicos y republicanos, y en el poder tornan en monaguillos y súbditos.
En un pueblo, donde cambiar una ventana o mover una puerta es empresa imposible, impensable aumentar volumetría, parece que desde el Ayuntamiento se ve con buenos ojos que la Maestranza construya el 100 por 100 del terreno del que dispone. En Ronda es más difícil construir una casa de aperos, que 2000 metros en una finca de los amigos. Por estos lares, es de público conocimiento que un muro de piedra y barro en casa del ciudadano es patrimonio, un monumento en manos de los maestrantes no es más que un amasijo de piedras.

Repasando los antecedentes, se podrá observar que esta Asociación no va en absoluto descaminada. Consiguieron construir un edificio en pleno monumento de la Plaza de Toros, con la connivencia de la Junta de Andalucía que expidió permiso en un tiempo record. Adulteraron un monumento con una construcción, cuyos nuevos salones probablemente albergarán las magníficas y progresistas ideas que se plantearán en RONDA-FORUM.

Retrotrayendo la mirada, se pueden recordar las mentiras vertidas por la Maestranza ante el juez dentro del expediente de dominio que les permitió en 1983 inmatricular la Plaza de Toros a su nombre. Declararon no recordar como adquirieron los terrenos. Cómo lo iban a recordar, si no medió adquisición alguna sino cesión de los terrenos por parte del Ayuntamiento de Ronda en 1769. No parece muy aventurado pensar que el consistorio de la época no les cedió el terreno para que explotasen un negocio turístico, del que sería de justicia compartir beneficios con el legítimo dueño de los terrenos.

Comenzar por preservar nuestro patrimonio de todos aquellos que intentan hacer negocios privativos con él, parece un punto de partida al menos real, si hablamos de la Ronda que necesitamos… “todos”.


Un comentario en “El cinismo urbanístico de la Maestranza de Ronda (Manuel Ramírez)

  1. RONDA LIBRE

    MANOLETE… BIEN QUE TE COMIAS LOS APERITIVOS Y TE BEBIAS LAS COPITAS DURANTE EL FORO ALLI EN LA MAESTRANZA!!! QUE SE TE HA VISTO… UN ABRAZO HOMBRE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

diecisiete − catorce =