Opinión

Andaluzas 2015 en clave local (Antonio Sánchez Martín)

Elecciones-Locales-2015-según-Antonio-SM

Auque los resultados de unas elecciones autonómicas no son extrapolables al ámbito municipal, si que es cierto que el análisis de las pasadas andaluzas nos orientan sobre el estado de opinión de los votantes. La primera conclusión es evidente: los resultados muestran que el PSOE tiene un suelo de voto a prueba de bombas, y la segunda es el fuerte voto de castigo recibido por el Partido Popular, que pierde la tercera parte de sus escaños como consecuencia de la corrupción y de una política de recortes que beneficia a las grandes empresas pero ha empobrecido al resto de la sociedad.

Los ciudadanos no entienden, por ejemplo, que el gobierno haya rescatado antes a los bancos que a las familias, incluso a las que pierden su casa por culpa del paro, o que se recorte en derechos básicos como sanidad y educación, o que la bajada del precio del petróleo (a menos de la mitad de hace un año) no llegue a los usuarios porque el gobierno mantiene el precio de los carburantes, la luz y el gas por las nubes con tal de recaudar impuestos.

Parece evidente que los votantes que dieron la espalda al PP ahora apoyan a Ciudadanos. La suma de los votos del PP y Ciudadanos en nuestra comunidad supera incluso a los obtenidos por los socialistas, pero el hecho de tener que repartirse entre dos candidaturas hacen que el PSOE les saque cinco diputados más.

En Andalucía, uno de cada cuatro votantes apostó por nuevas opciones políticas, lo que demuestra el hartazgo social con el bipartidismo y los políticos profesionales. Junto a Ciudadanos, los quince escaños de Podemos demuestran que esta formación va en ascenso y cosecha un fuerte apoyo entre los electores de izquierda. ¿Se acuerdan de aquellos “perros flautas” del 15-M a los que menospreciaba Esperanza Aguirre?, pues ya van por el 15 % de los votos, se confirman como la tercera opción política andaluza, y probablemente seguirán en ascenso.

Y finalmente, los resultados demuestran que el electorado se ha movido. Me explico: Podemos ha fagocitado a la mitad de Izquierda Unida (que en el 2012 obtuvo once diputados), pero ahora entre los diputados de Podemos e IU suman 20 escaños, y con una abstención similar y el PSOE conservando votos eso demuestra que hubo un mayor número de votantes de izquierda y que parte de los electores de centro derecha se quedaron en casa.

Así las cosas, y a mes y medio para las municipales, la opinión que reflejaron los votantes en las urnas andaluzas sin duda influirá también en las elecciones locales, donde los socialistas, a pesar de la debilidad de su candidatura, pero gracias a la solidez de sus votantes, pueden ser la fuerza más votada, algo que tiene especial relevancia sobre todo si no se alcanza un pacto de gobernabilidad municipal. Podrían optar a 6 ó 7 concejales.

Por el contrario, al PP les va a costar mantener el apoyo alcanzado hace cuatro años, aunque nadie les disputa su espacio electoral, pues Ciudadanos no ha presentado candidatura en nuestra ciudad y no parece probable que lo hagan a última hora. La principal baza de los populares es su candidata, Mari Paz Fernández, que tras su paso por la alcaldía rondeña ha saneado la economía local y ha dado estabilidad al gobierno de la ciudad a pesar de sus evidentes diferencias con sus socios de gobierno. Podría moverse en una horquilla de 5 a 7 concejales.

Las opciones de izquierda, representadas por IU, Podemos, Espacio Verde (EVA) y la agrupación “Somos Ronda” (Ganemos) de Sergio Flores, compiten entre sí por el mismo tipo de votante, si bien, la movilización del electorado de izquierdas que comenté anteriormente podría suponerles hasta 3 ó 4 concejalías en conjunto.

Por el contrario, aunque el partido andalucista parece desahuciado definitivamente por los votantes, la fuerza de algunos de sus candidatos, como Isabel Mª Barriga o Rafa Flores, le permitirían conservar un par concejalías, o tres si logran resucitar el voto “anti-Toti” que Marín Lara despierta entre los andalucistas rondeños. Si hay pacto, Isa Barriga tendrá la llave de la gobernabilidad municipal. Su promoción turística de la ciudad ha sido notable, con éxitos como “Ronda Romántica”, aunque sus diferencias con la actual alcaldesa y con Marín Lara harán difícil que les apoye de nuevo.

Este último candidato concurre ahora bajo las siglas de Alianza por Ronda, junto a socios de gobierno que ya participaron en la moción de censura contra Isa Aguilera. Está por ver si los rondeños se acuerdan de lo imprevisible que resulta votar a Marín Lara, que apoyará al PSOE o al PP dependiendo de sus conveniencias personales. En cualquier caso su panorama electoral parece sombrío y no creo que vaya más allá de una o dos concejalías que alquilará al mejor postor.

Esta “dispersión” de votos complicará sin duda la gobernabilidad de nuestro ayuntamiento, donde asistiremos probablemente a un pacto a tres bandas, o al gobierno en minoría de la lista más votada con apoyos puntales de algún grupo. Sigue siendo válida la afirmación que hice desde estas mismas líneas en septiembre de 2013 cuando dejé escrito que “la próxima -alcaldesa- de Ronda podría de izquierdas”. Con un 35 % de abstención el concejal sale por ochocientos y pico votos. Y ojo que, más pronto que tarde, podemos asistir a nuevos casos de transfuguismo… Que el tiempo me dé o quite razones.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

diecisiete − trece =