Comarca

Las peculiaridades de una botica rural

La responsable de la farmacia de Pujerra conoce los nombres y los medicamentos de sus vecinos.

Reinalda Feltes, farmacéutica adjunta de la farmacia de Pujerra.

La farmacia de Pujerra, en contraposición a las farmacias ubicadas en pueblos mayores o en ciudades, tiene una serie de peculiaridades relacionadas con el trato a los vecinos del municipio que la hacen especial.
Reinalda Feltes es la farmacéutica adjunta de la botica de Pujerra desde hace seis años y, aunque reconoce que al principio le costó adaptarse a la vida y las costumbres del municipio, así como a la rápida manera de hablar de los pujerreños, poco a poco se ha ido integrando hasta convertirse en una vecina más.

Reinalda ha explicado que existen notables diferencias entre las farmacias de una ciudad y la de un pequeño pueblo, por ejemplo, ha afirmado que conoce a todos los clientes del establecimiento por su nombre y apellidos, así como también los medicamentos que habitualmente toma cada uno de ellos, por lo que no duda en orientar en todo momento a los pacientes, generalmente de edad avanzada, sobre las posibles contraindicaciones que pudieran tener algunos tratamientos al añadir nueva medicación. Ha añadido que muchas de las personas mayores de Pujerra toman prácticamente el mismo tipo de medicamentos que se utilizan generalmente para combatir el colesterol, la hipertensión o la falta de alguna vitamina.

Por otro lado, y para evitar que las personas mayores demandantes de medicamentos se desplacen hasta la botica, es la propia farmacéutica adjunta la que, amablemente, se los entrega a cada uno de ellos en sus propios domicilios, hecho por el que los ancianos se muestran muy agradecidos.

Además, Reinalda Feltes ha apuntado que, en la práctica, la farmacia de Pujerra se encuentra de guardia las 24 horas del día durante los siete días de la semana, ya que los vecinos de la localidad no dudan en demandar los servicios que ofrece el establecimiento en cualquier momento, para lo que Feltes siempre está disponible.

Últimamente la tasa de natalidad de Pujerra se ha visto significativamente incrementada, por lo que desde hace algún tiempo, además de todos los medicamentos habituales, también se están ofreciendo en la botica del pueblo una mayor cantidad de pañales, biberones o cremas corporales para bebés.

Para finalizar, Reinalda Feltes se ha mostrado muy contenta por desarrollar su trabajo de farmacéutica adjunta en Pujerra, ya que hoy en día se siente una pujerreña más, orgullosa de poder ayudar a sus vecinos.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

nueve − 1 =