Ronda

La residencia de mayores y el hotel de la Casa Rúa toman el relevo de Eroski y Merinos

Los dos proyectos se convierten en las apuestas más reales de inversión para la ciudad de Ronda

Entrada a la finca La Molinilla, donde se ubicará la residencia.

La falta de inversiones había sido la tónica predominante durante la legislatura. La crisis económica y los habituales impedimentos ambientales y arqueológicos habían provocado que prácticamente no hubiese anuncios de proyectos de relevancia para la ciudad. El primero de los motivos terminó aparcando a Merinos, Eroski y los proyectos con inversión pública, como los accesos a Ronda o el nuevo hospital comarcal, aún paralizados estos dos últimos pese a los anuncios de la Junta de Andalucía de que retomará sus obras.

En cuanto a la inversión privada, el último gran proyecto conocido, la construcción de un centro de visitantes en la ladera del antiguo colegio El Castillo, terminó aparcado ante los problemas arqueológicos y de índole medioambiental que presentaba, a pesar del intento del actual equipo de gobierno de incluirlo en el nuevo Plan General de Ordenación Urbana.

Tras quedar en el ostracismo el último gran proyecto urbanístico, en los últimos meses han visto la luz dos actuaciones que, en un principio, nadie o casi nadie tenía entre las previsiones: la construcción de una residencia para personas mayores, con casi 7 millones de euros de inversión, y el acuerdo para la construcción de un hotel de superlujo en la conocida como Casa Rúa. Un proyecto este último que nace como consecuencia de la sentencia del Tribunal Supremo que daba la razón a la familia Sánchez Robles en su disputa judicial con el Ayuntamiento de Ronda, que se remonta a hace más de veinte años. Finalmente, el alto tribunal español reconocía los derechos de los propietarios a construir una urbanización en un hotel en este paraje próximo a las cornisas del Tajo, todo ello tras infructuosos intentos de llegar a un acuerdo con diferentes gobierno del Consistorio rondeño.

Ahora, en un nuevo intento de negociación, con la justicia de su parte y con el derecho reconocido de tener que incluirse este proyecto en el próximo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), las conversaciones han llegado a buen puerto y el Ayuntamiento anunció la pasada semana que realizará una innovación para dar cumplimiento a la sentencia, eso sí, con una muy importante reducción de las casas a levantar, que no serán más de 20, y la construcción de un hotel de super lujo para el que ya han encontrado los inversores necesarios. Precisamente, el acuerdo incluye un aumento de la edificabilidad del hotel, que se levantaría sobre las ruinas de la propia Casa Rúa, a cambio de reducir el número de mansiones, que en un primer momento se elevaban a más de 100 y que luego fueron reducidas a 74. La intención de los promotores es que estas mansiones formen parte del complejo hotelero, que pasaría así a ser una especie de complejo con posibilidad de alojamiento en habitaciones o en casas.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

18 − 8 =