Ronda

Seniors y Castellosa proyecta una residencia de ancianos con 180 plazas

El complejo crearía 100 empleos a pleno rendimiento, y sus promotores dicen tener ya la financiación, a la espera de obtener los permisos de urbanismo y la Junta de Andalucía para iniciar la construcción

Las empresas Seniors y Castellosa han unido sus fuerzas para impulsar en Ronda la construcción de una residencia para personas mayores dependientes, que conllevaría una inversión de 6 millones de euros y la creación de 100 puestos de trabajo directos cuando el centro se encuentre a pleno rendimiento.

Así lo confirmaron a este periódico el director general de Seniors, Ángel Giró, y la directora general de Castellosa, Rocío Fernández, que mostraron su firme decisión de sacar adelante este proyecto que inició su tramitación hace cuatro años, aunque será ahora cuando reciba el impulso definitivo, una vez que el Ayuntamiento de Ronda inicie la tramitación del correspondiente expediente urbanístico, algo que se espera que ocurra en el primer pleno del mes de septiembre.

La construcción de la residencia se proyecta en la finca ‘La Molinilla’, de la que han sido segregadas 21 hectáreas, estando calificadas como R1, lo que permite destinarlas a un uso  turístico recreativo o de instalaciones hoteleras y centros de salud. En cuanto a su edificación, la normativa permite ocupar 200 metros cuadrados por cada 10.000 metros de terreno, lo que supondría un total de 6.600 metros cuadrados. No obstante, esta cifra sería superior a la necesaria para levantar el edificio que albergaría la instalaciones, que está previsto que ocupe una superficie de unos 4.000 metros cuadrados.

En este sentido, el edificio previsto tiene una imagen parecida al tradicional cortijo andaluz, conservando en sus alrededores las actuales plantaciones agrícolas que tiene la finca. De hecho, el edificio se ubicaría sobre una zona prácticamente libre que existe en mitad de la parcela que ha sido segregada para este fin. Además, según explican sus promotores, tanto Medio Ambiente como la Agencia Andaluza del Agua han dado su visto bueno a la actuación.

En cuanto a las características de la residencia, contaría con capacidad para 180 personas, a lo que se añaden las instalaciones necesarias para prestar los servicios de atención a los residentes, como cocina, comedor, atención médica o lavandería. Serán estos servicios los que demanden la mayoría de la mano de obra que se traduciría en puestos de trabajo. Además, desde Seniors, que sería la empresa encargada de la gestión, aseguran querer contar con la mayor cantidad de trabajadores de la zona posible. De igual modo, mantienen que se tratará de puestos de trabajo que en su gran mayoría serán de calidad, ya que “el 80% de nuestra plantilla tiene contratos indefinidos”, afirma Giró. A ello unen que el 90% de sus 290 trabajadores actuales son mujeres, siendo buena parte de ellas menores de 30 años. Este hecho lo explican por tratarse de un sector que necesita unas especialidades en las que la mayoría de los profesionales existentes son mujeres, como en el caso de los cuidadores.

Desde Seniors defienden la seriedad de su proyecto, que vendría a sumarse a las cuatro residencias que ya tiene esta empresa malagueña abiertas, situadas en las localidades de Benahavis, Torre del Mar, Marbella y Velez Málaga, con una capacidad para 630 personas.

En cuanto a los destinatarios finales de sus plazas, Giró, explica que se trata de una oferta que en buena parte está concertada por la Junta de Andalucía, un aspecto que también se quiere implantar en la futura residencia de la ciudad del Tajo. Para ello defienden su oferta de calidad en la atención a los ancianos, algo que ratifica la empresa DNV con la certificación de calidad ISO 9001, que se une a la acreditación de actividad por parte de la Junta de Andalucía, un aspecto requerido a la hora de poder solicitar el concierto de plazas. “En igualdad de dependencia, en nuestra residencia sería admitida la persona con menos recursos tenga”, explica Giró.

Otro de los aspectos que suele preocupar en este tipo de inversiones es la financiación, aunque desde el grupo promotor dicen tener “solventado” este asunto. De hecho, desde Seniors y Castellosa aseguran contar ya con la financiación necesaria, únicamente a la espera de poder obtener los necesarios permisos para iniciar la construcción de la residencia. A partir de ese momento, una vez que se coloque la primera piedra, el tiempo estimado para la finalización de la obra es de 18 meses. En este periodo la creación de empleo estaría vinculada a la construcción, aunque no se ha realizado una estimación del número de empleos que podrían crearse.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

trece − ocho =