Ronda

Preocupación ecologista por el destino del fénec

Imagen del ejemplar capturado en la Sierra de las Nieves

La aparición de un zorro del norte de África en la Sierra de las Nieves no ha dejado indiferentes a las asociaciones ecologistas y las protectoras de animales. El fénec, nombre que recibe esta extraña especie de un tamaño muy pequeño, despertó el interés de miembros de Ecologistas en Acción y de una asociación protectora de animales de Barcelona, que después de conocer la noticia a través de nuestro periódico, iniciaron diferentes gestiones para conocer el destino final que ha tenido este curioso animal y dónde ha sido trasladado tras caer en una jaula trampa que están destinadas al control de cerdos asilvestrados.

Desde Cataluña la preocupación hacía referencia a la situación del animal, dado que en aquella comunidad buena parte de las especies exóticas que son capturadas suelen tener como destino final la muerte. Por ello, su intención era conocer en qué estado se encontraba este ejemplar y ofrecer un posible destino de acogida para garantizar su vida en caso de que en Andalucía pudiese tener un final parecido. Precisamente, desde esta protectora denunciaban el uso que se está haciendo de este tipo de animales, que, dadas sus especiales características, hacen que sea especialmente vulnerable y utilizable para su venta como mascota. “Ya me dirá usted qué hace un zorro africano aquí”, reflexionaba una integrante de esta protectora catalana.

Pero no fue la única organización en interesarse por el destino final del fénec capturado. También desde Ecologistas en Acción quisieron conocer más detalles de cómo había sido encontrado y qué destino había tenido tras ser apresado en una trampa para cerdos asilvestrados. Al igual que la protectora catalana, desde la asociación ecologista también quisieron conocer el lugar al que ha sido enviado este pequeño zorro africano que es definido por aquellos que han tenido la oportunidad de verlo como un “peluchito”.

Ante tal preocupación por el destino final de este fénec, las fuentes de Medio Ambiente consultadas explicaron que el procedimiento contempla su traslado a un centro de recuperación de especies y su posterior cesión a un centro zoológico o de acogida, que es elegido en función de la especie y sus necesidades.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

seis + 20 =