Ronda

Un testigo asegura que vio a María Esther junto a un hombre cerca de la caseta donde apareció

El individuo ocultó su rostro para no ser reconocido, según su testimonio.

 

La joven María Esther Jiménez, que murió el pasado 20 de enero en Arriate, fue vista cerca de la caseta donde fue encontrado su cadáver en la noche de su desaparición. Así lo aseguró un testigo a la Guardia Civil, según ha podido saber este periódico. Este vecino sitúa a la pequeña cerca de un túnel bajo la línea de ferrocarril entre las 21:15 y las 21:30 horas, donde la saludó al reconocerla. Junto a ella estaría un individuo al que no pudo reconocer, ya que en ese momento volvió la cara para ocultarse.

Los investigadores también han realizado numerosas gestiones en los quioscos y establecimiento que venden tabaco o gominolas, y es que era frecuente que los grupos de jóvenes con los que solía estar la joven la enviasen a realizar pequeñas compras. De este modo los agentes tratan de obtener algún tipo de dato que les permita saber qué pudo hacer y a dónde se dirigió tras perderse su pista. Mientras tanto, ayer continuaron pasando amigos y vecinos por las salas habilitadas en el Ayuntamiento de Arriate. En algunos casos no se libraron de que les tomaran las huellas dactilares, e incluso a algunos se les pidió que mostraran el torso para descartar que presentaran algúna herida o arañazo, ya que según la investigación, la joven trató de defenderse de su agresor.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

diecisiete − trece =