Sin categoría

Cuando todo un barrio trabaja unido, nunca se pierden las tradiciones y la alegría de la Navidad

Un roscón de 80 metros de longitud y chocolate caliente para las numerosas familias que han querido adelantarse, aunque sea un poco, a la celebración de los Reyes Magos de este año, se ha podido degustar hoy en San Francisco, además de la tradicional cabalgata de Reyes

Mujeres del barrio de San Francisco han estado elaborando durante meses un árbol de navidad de croché.

Cuando toda una barriada trabaja por mantener las tradiciones, éstas sin lugar a dudas nunca pasarán al olvido.

Es el caso del Barrio de San Francisco, donde desde la Asociación de Vecinos se vienen impulsando acciones a lo largo de todo el año en este sentido.

Por ejemplo, las mujeres de esta barriada, con bastante anticipación, empezaron a confeccionar en el mes de abril de año pasado un árbol de Navidad realizado con sus propias manos y con el sistema de costura de croché. El resultado ha sido espectacular, y lo han podido contemplar las cientos de personas esta tarde que han acudido al Roscón de Reyes que se ha celebrado en el Ruedo Alameda y en la cabalgata que de forma particular organizan todos los años en El Barrio.

Un roscón de 80 metros de longitud y chocolate caliente para las numerosas familias que han querido adelantarse, aunque sea un poco, a la celebración de los Reyes Magos de este año.

Como decimos, cuando un colectivo, asociación o grupo de amigos insiste en preservar lo mejor de su pueblo, de sus tradiciones y de sus esencias, lo consigue. En este caso, ha sido el Barrio de San Francisco.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

cinco × uno =