Ronda

Pleno de vergüenza en el Ayuntamiento: vecinos que se marchan entre gritos, otros que son desalojados por la Policía Local y palabras agresivas de Valdenebro

La tensión entre el equipo de Gobierno y los rondeños que acudieron a la sesión saltó cuando se presentó una moción para que se paralice el corte del Puente Nuevo, que la alcaldesa no dejó ni que se llegase a debatir y forzó una votación exprés, saltándose todas las normas de los plenos

Dos policía locales, tras las órdenes dadas por Valdenebro, desalojan a vecinos del salón de plenos.

Esta noche se ha vivido en el Ayuntamiento de Ronda un pleno que pasará a la historia de la vida política municipal por el desplante y la falta de respeto que han sufrido los numerosos vecinos que han asistido a la sesión, así como por los grupos de la oposición, a los que incluso, vulnerando la normativa de las corporaciones locales no se les ha dejado intervenir en uno de los puntos del orden del día.

Al pleno de la tarde-noche de este pasado lunes han asistido alrededor de cincuenta rondeños, que se sienten afectados por la decisión unilateral del equipo de Gobierno Tripartito (PSOE, PA e IU), de cortar el tráfico durante seis horas y media todos los días de la semana este eje. Estos vecinos acudieron porque en la sesión de hoy se discutía una moción presentada por el PP, a propuesta de la Plataforma de Afectados por el Corte del Puente Nuevo, en la que se instaba al equipo de Gobierno a que paralizase esta medida, hasta tanto no se establezca un vial alternativo y se pongan en marcha otras medidas para regular la circulación y los aparcamientos.

Tras la lectura de la moción que realizó la concejal popular María del Carmen Martínez, fue la delegada de Tráfico, Paqui González (IU), la que tomó la palabra para defender esta iniciativa, en ese punto se escucharon algunos reproches por parte del público, como “esta mujer echa más mentiras que Pinocho”, “sinvergüenzas” y “mentira, mentira”.

Ante esta situación, la alcaldesa reclamó al público que guardase silencio, ya que de no ser así suspendería el debate de la moción y se procedería a la votación sin más preámbulo. El público guardó silencio hasta que la edil de Tráfico realizó algunas afirmaciones con las que los presentes no estaban de acuerdo. Ante esta situación, la alcaldesa decidió parar el debate y procedió a la votación de la propuesta sin más, no dejando intervenir a los partidos políticos con representación municipal.

Ello provocó la indignación de los asistentes, de los que gran parte abandonaron entre gritos el salón de plenos, otros se quedaron reclamando respuestas ante los responsables del Gobierno local, ante lo cual la alcaldesa solicitó a la Policía Local que los desalojase, como así ocurrió.

Sin embargo permanecieron en el salón de plenos tres militantes de IU, así como otra persona muy cercana a la alcaldesa, entre otros, a los que nadie les invitó a abandonar el lugar.

La moción fue rechazada con los votos del Tripartito, mientras que PP y APR votaron a favor de la misma.

En definitiva, un pleno bochornoso, que en nada representa a una ciudad de la categoría de Ronda. Eso es lo que tenemos.

Una vez más ataques a Diario Ronda

En un momento de la sesión, el concejal del PSOE, Paco Márquez, aprovechó para arremeter una vez más contra Diario Ronda, acusándolo de haber incendiado las redes para provocar esta reacción vecinal. Incluso llegó a afirmar que este medio de comunicación está financiado por el PP. Es más la alcaldesa también dijo que su director, Blas Gil, es del PP.

Ante estas declaraciones el responsable de este medio le respondió a Valdenebro diciéndole que si tenía alguna prueba de que militaba en el PP que la pusiese sobre la mesa, señalando que él sólo es un informador que hace su trabajo, le guste a ella más o menos. También se dirigió en el apartado de ruegos y preguntas a Márquez para preguntarle si tenía pruebas de que Diario Ronda está financiado por el PP, ya que de no ser así “tiene usted un serio problema”. De hecho ya se están estudiando las acciones a seguir.

También  Blas Gil le recordó a Márquez que quien realiza una distribución dudosa de la publicidad institucional es el Tripartito, que el año pasado inyectó 20.000 euros a una emisora privada de la ciudad, una cantidad que difiere y con mucho a la que han recibido en el mismo periodo otros medios locales.

(Esta información será ampliada este martes con el resto de asuntos que se discutieron en el Pleno, debido a la hora).


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

4 × 1 =