Cultura y Sociedad

El sacerdote rondeño Salvador Aguilera participa en el Vaticano en el inicio del proceso de beatificación del malagueño José Gálvez Ginachero

Este martes se ha procedido a abrir las cajas que contenían toda la documentación de la fase diocesana, cajas que habían sido lacradas en la sesión de clausura el pasado día 16 de junio en la Basílica de la Virgen de la Victoria y que habían sido entregadas en el Dicasterio Vaticano

Apertuta de la fase romana de beatificación del Dr. Gálvez. A la derecha Monseñor Pappalardo y a la izquierda el sacerdote rondeño Salvador Aguilera.

Este martes 20 de febrero, en la sede de la Congregación para las Causas de los Santos, sita en la plaza de Pío XII, número 10, a pocos metros de la plaza de San Pedro del Vaticano, ha tenido lugar a las 15.30 horas la apertura de las actas de la causa del Siervo de Dios José Gálvez Ginachero, de cara en un principio a su beatificación, para posteriormente ser nombrado santo.

En dicho acto, tal como informa el Postulador de la Causa del Siervo de Dios, el sacerdore rondeño Salvador Aguilera López, estaban presentes el oficial encargado por dicha Congregación para la apertura, Monseñor Giacomo Pappalardo, el vicario episcopal de acción caritativa y social de la Diócesis de Málaga, Gabriel Leal Salázar y un nutrido grupo de condiocesanos que, por una u otra razón, se encontraban en la Ciudad Eterna.

El acto de apertura ha sido breve pero especialmente intenso para quienes lo han vivido en primera persona. Tras unos momentos de oración, se ha procedido a abrir las cajas que contenían toda la documentación de la fase diocesana, cajas que habían sido lacradas en la sesión de clausura el pasado día 16 de junio en la Basílica de la Virgen de la Victoria y que habían sido entregadas en el Dicasterio Vaticano el 13 de julio del pasado año.

Con este paso, se ve cada día más cerca el momento en el que la Iglesia proponga como modelo de santidad a este insigne malagueño que, tal como se puede leer en el monumento a él dedicado en los jardines de la Catedral Malacitana, «consagró su vida al servicio de España, de la ciencia y de la caridad cristiana».


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

20 − 19 =