Comarca

Plantas de la Serranía de Ronda: Belladona andaluza. Tabaco gordo, Tabaco borde, Tabaco de pastor

Tiene un elevado interés como planta medicinal. Sus virtudes son parecidas a las de la belladona (Atropa belladona), que es de distribución más amplia en el continente europeo

Esta singular planta medicinal, en peligro de extinción, se mantiene en la Serranía. Foto Andrés Rodríguez.

Atropa baetica.

Es una planta herbácea originaria del centro y sur de la Península Ibérica y norte de África. Comparte algunas características y propiedades que la Atropa belladonna por su alta concentración de alcaloides, y está estrechamente emparentada con ella hasta el punto que hibridan; por eso y por su distribución, se conoce como belladona andaluza. El parecido de sus hojas con las del tabaco ha marcado su nombre popular, conociéndose como tabaco borde, tabaco de pastor, tabaco gordo o tabaco basto.

Es una hierba perenne, glabra, rizomatosa, que produce cada año una parte aérea hasta dos metros de altura o poco más. Tiene hojas alternas, pecioladas, ovadas, hasta de 14 x 7 cm. Posee flores amarillentas, con un pequeño pedúnculo, de cinco sépalos, actinomorfas, solitarias, hermafroditas, en las axilas de las pequeñas ramitas. Cáliz en forma de campánula con 5 lóbulos tan largos como el tubo. Corola gamopétala, infundibuliforme, de unos 25 mm de diámetro, aproximadamente 2 veces más larga que el cáliz, con 5 lóbulos ánchamente ovados. Posee 5 estambres, que alternan con los lóbulos de la corola, con filamentos de distinta longitud, libres entre sí y pelosos en la base. Anteras de 2 mm, amarillentas, separadas. Ovario súpero, bilocular, con varios rudimentos seminales por cavidad, y un estilo largo, curvado, que termina en un estigma capitado. Produce un fruto en forma de Baya de unos 10 mm, globosa, negra. Floración: de junio a agosto.

Tiene un elevado interés como planta medicinal. Sus virtudes son parecidas a las de la belladona (Atropa belladona), que es de distribución más amplia en el continente europeo. Encontrada por Willkomm en 1845 y por Porta y Rigo, en 1890, en el Valle del Barrancón. Poco después desapareció del citado valle, al parecer por la recolección de sus raíces para usos farmacéuticos. Está incluida en la Lista roja de la flora vascular española, calificada como “En peligro” y en la Lista roja de la flora vascular de Andalucía.

Se encuentra por encima de los 1.100 metros, en suelos que han sufrido algún tipo de alteración, en laderas secas, rocosas o pedregosas, bien soleadas, aunque crece también en lugares herbosos húmedos, cerca de cursos de agua, en sitios relativamente sombreados.  Hace unos años desapareció la única población existente en el Parque Natural Sierra de Grazalema, actualmente se puede considerar que ha experimentado un pequeño incremento en sus poblaciones del Parque Natural Sierra de Las Nieves.

Quizás sea una leyenda pero se cuenta que las mujeres nobles de la época clásica y de la Edad Media extendían por sus párpados extractos de esta planta, al introducirse en los ojos sus pupilas se dilataban, que junto a la piel blanca, aportaba signo de nobleza a la mujer en contraste con las pupilas reducidas y la piel curtida por el sol de las mujeres plebeyas que pasaban mucho tiempo trabajando a la intemperie.

Muy rara y difícil de encontrar.

Bibliografía: www.ecured.cu


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*