Ronda

Pierde 4 puntos del carné de conducir por una multa como peatón

El alcalde ordena suspender la retirada y abre un expediente para estudiar lo ocurrido.

Digna del mejor guión para una inocentada o una cámara oculta, la historia de Pepi Márquez ha terminado como nunca pensó que pudiese acabar, con una multa por infracción grave del reglamento general de circulación: 120 euros y una propuesta de retirada de 4 puntos del carné de conducir. ¿Su infracción? No atender la señalización de un agente de la Policía Local cuando caminaba por la Carrera Espinel, la principal calle peatonal con la que cuenta la ciudad del Tajo pero que es cruzada por varios puntos por calles adyacentes con circulación.

Además, ella misma pensó que se trataba de una inocentada, al producirse los hechos el pasado 28 de diciembre, día de los Santos Inocentes, cuando al pasar por el cruce con calle Naranja fue requerida por un agente que estaba regulando en paso y le pedió su documento nacional de identidad. “Nadie se creía lo que me había pasado y todos me decían que eso era una inocentada para asustarme”, explica Pepi. Ni ella misma daba crédito a que la estaban denunciando por lo ocurrido, hasta que una amiga se acercó y le preguntó al agente qué ocurría,  recibiendo como respuesta que estaba poniendo una denuncia.

Ahora, casi cuatro meses después de los hechos, la denunciada sigue sin dar crédito a la notificación oficial reciba y a los hechos que la motivaron. “Cuando llegué al cruce miré para ver si venían coches, y como todavía estaba lejos pues decidí cruzar, porque llevaba prisa”, nos explicaba en el mismo lugar donde sucedió todo. En cuanto al agente, asegura que en un primer momento no se percató de su presencia porque había bastante gente parada a la que rodeo, y luego pensó que estaba parado a los coches para que pasasen los peatones sin peligro. Su sorpresa fue mayúscula cuando fue requerida para ser identificada. Además, asegura que en el cruce siguiente, mientras esperaba la orden de otro agente para continuar la marcha, una señora hizo la misma operación de pasar sin que nadie la requiriese para ser multada.

Ante el revuelo levantado por la noticia, el alcalde de la ciudad, Antonio Marín Lara, ha asegurado que la retirada de los cuatro puntos ha sido "un error informático" al tramitar la multa. Por otro lado, también ha adelantado que se ha abierto un expediente para comprobar si el agente actuó con exceso de celo, en cuyo caso se podría anular la sanción.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

19 + diez =