Cultura y Sociedad

Los mercados financieros, una opción cada vez más popular entre inversores particulares

Ahorrar ya no es suficiente. En la actual situación económica, cada vez son más los españoles convencidos de que también tienen que invertir si quieren disfrutar de una mejor posición económica, ya sea a corto plazo o pensando en el día de su jubilación. Y una de las mejores oportunidades para ello son los mercados financieros.

Un mercado financiero es aquel en el que negocian valores y otros instrumentos financieros, poniendo en contacto a compradores y vendedores. Los precios de los diferentes productos lo marcan la ley de la oferta y la demanda, por lo que es vital saber cuándo comprar y cuándo vender si queremos obtener beneficios.

Pero con tantas opciones de inversión disponibles, ¿cómo elegir el instrumento adecuado? Sin duda, los bonos y acciones son los más conocidos, pero no los únicos. Existen otros que pueden resultar igualmente atractivos según el perfil de cada inversor.

Acciones

El mercado de acciones, también conocido como renta variable, es el más popular. En él, los inversores compran participaciones de empresas cotizadas en bolsa, para venderlas más adelante, cuando el precio ha subido, o para obtener dividendos, que son una parte de los beneficios que las compañías reparten entre sus accionistas.

Bonos

Los bonos o renta fija son instrumentos de deuda que emiten las empresas, gobiernos e intermediarios financieros. Al comprar bonos, los inversores realizan un “préstamo” a la entidad en cuestión, que luego le será devuelto con intereses.

La cuantía de estos intereses dependerá de varios factores, siendo los principales el horizonte temporal del bono y la solvencia de la entidad emisora. La deuda de los gobiernos, como es de esperar, es la que ofrece un riesgo más bajo.

Forex

También conocido como mercado de divisas, el Forex permite especular con los tipos de cambio entre las diferentes monedas del mundo. Esta es la opción preferida por muchos inversores que quieren operar rápido y en un entorno en el que las bajadas y subidas no son muy bruscas.

Existen muchas plataformas online para poder empezar a hacerlo con una inversión pequeña, como alpari.org.

Materias primas

En este mercado no se compran instrumentos financieros, sino bienes materiales y materias primas. Pueden ser metales, energía, productos agrícolas y un largo etcétera. El precio está sujeto a factores como las condiciones climáticas, los impuestos y aranceles y la situación política de la región en la que se produzcan estas materias.

Se trata de un mercado muy volátil, en el que los precios pueden fluctuar muy rápidamente

Derivados

Por último, el mercado de los derivados es el más complejo de todos, y uno de los menos recomendables para inversores sin experiencia. Se trata de activos financieros cuyo valor se basa en otros instrumentos financieros subyacentes de una o varias de las categorías anteriores. En lugar de comprar directamente los productos o valores, aquí los intercambios se realizan con contratos de opciones y futuros.

 Hay una oportunidad de inversión esperando para cada persona

Los mercados financieros ofrecen alternativas de inversión para todos los tipos de inversor. Hay quien solo puede invertir unos euros al mes, y otros que disponen de gran liquidez para afrontar inversiones mayores.

De igual forma, no todo el mundo tiene el mismo objetivo ni la misma tolerancia al riesgo. Si lo tuyo es el trading y operar de forma muy frecuente, el Forex o el mercado de acciones pueden ser la mejor elección. Si en cambio buscas invertir de una vez y no tener que estar vigilando las fluctuaciones del mercado cada día, la renta fija es una opción más adecuada.

Lo más importante es conocerte como inversor y analizar detenidamente las ventajas e inconvenientes que presenta cada uno de estas oportunidades de inversión en el mercado financiero.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

16 − cinco =