Cultura y Sociedad

Puerta grande para el sevillano Pablo Aguado en la tradicional Corrida Goyesca de Ronda

Corrida de no hay billetes en un deslucido encierro de Juan Pedro Domecq en el que hubo destellos de torería por parte de ambos toreros sevillanos. Sobresalió un sobrero de Garcigrande pedido por el sevillano Aguado que a la postre fue el de mejor juego.

Aguado logra salir por la puerta grande tras lograr tres orejas, dos de ellas en el sobrero. Foto Roberto 82.

Nos desayunábamos hoy con la antelación del sorteo del festejo. Tradicionalmente siempre ha sido a las 12 de la mañana y con presencia de público. Esta vez se adelantaba a las 11 y privó de muchos aficionados de presenciarlo. Hay que preservar las tradiciones y respetar al aficionado que en definitiva es el que mantiene la fiesta.

Y es que este año todo ha resultado distinto. Los festejos taurinos mayores han sido adelantados  fuera de la feria de Pedro Romero. Así se ha notado que el ambiente en la calle no era el mismo. Debe de imperar la cordura y llegar a un entendimiento para que vuelvan a su sitio, que no es otro que dentro de la Feria de Ronda. Aun así, hemos visto en los tendidos y en el callejón conocidos visitantes como el presidente de VOX, Santiago Abascal, acompañado de Iván Espinosa de los Monteros. Otras personalidades del mundo del toro como el abogado Joaquín Mueckel, los diestros ya retirados Juan José Padilla y el Tato. El ganadero de D. Juan Pedro Domecq Morenés, representante de la ganadería actuante, así como al caballero y ganadero D. Álvaro Domecq, que debemos felicitar por la interesante y encastada novillada que pudimos presenciar ayer.

Lleno de no hay billetes en el coso maestrante de Ronda en el que aparecían para hacer el paseíllo dos diestros de corte artista: el cigarrero de la Puebla, Morante – de crema y azabache con taleguilla colorada y redecillas adornado con madroñera-  y el sevillano Pablo Aguado de arlequín blanco y azabache -no sé por qué diantre se visten de arlequín, nada que ver con la vestimenta que utilizaban los toreros de la época del insigne Francisco de Goya- torero que este año se ha destapado como uno de los preclaros artistas con su toreo de empaque , naturalidad y clasicismo y que hacía su primer paseíllo en el coso rondeño.

Salió el primer toro, colorado de pinta, que manifestó flojeza propinándole un monopuyazo trasero. El de la Puebla sólo puedo estar digno recentándole dos tandas por la izquierda y otra por la derecha que no levantó los olés del público. Toro noblote y descastado. ¡Donde está la casta! Pinchazo y media aliviándose. Faena que pasó sin pena ni gloria.

El segundo, castaño, presentó un juego deslucido en el que Aguado se lució en unas verónicas de recibo que provocó los olés del respetable. Chicuelinas al paso para colocar al burel en el caballo y … ¡media verónica de ensueño! Se lució el diestro en unos quites por verónicas muy jaleadas. Sobresalió Iván García en banderillas. Brindis al público. Llegó el toro a la muleta muy parado. Derechazos con empaque, cambio de mano con mucho gusto. Este torero tiene mucho “angel” en su toreo. Cambia a la mano izquierda. Palmas de tango por la falta de casta del bicho. Toro repuchado y encogido que casi se echaba al suelo antes de entrar a matar. ¡Donde está la casta! Pinchazo. Otro pinchazo. Se echa el toro. Lo apuntillan. Aplausos que recibió el matador desde el tercio. Mal asunto hasta ahora.

Sale en tercer lugar un mulato regordío, enmorrillado y justo de cuerna. Verónicas de recibo del cigarrero. Puyazo apretando el juanpedro sin desgastarse. Quite por chicuelinas y media. Otro toro almibarado y flojo. El toro se presenta en banderillas boyancón. Se lo brinda  a José María Abascal, Presidente de VOX y muy amigo de Morante. En la muleta, el diestro le propina ayudados por alto rematado con molinete; tanda de derechazos con empaque. Olés del público. ¡Cuando quiere Morante, se para el reloj! Otra tanda por la derecha y la banda de música se arranca por primera vez. Más derechazos con gusto y pintureros rematados con un molinete abelmontado. Aviso. Mete y saca y otra en la suerte natural que le cae casi entera. El toro cae y le conceden una oreja.

El cuarto toro, castaño, chorreado, bociblanco, ojo de perdiz. Le receta una larga cambiada de recibo seguido de verónicas lentas y con mucho empaque. Este diestro maneja los tratos con un toreo muy puro, y sin manierismos. Naturalidad y elegancia. ¡Echábamos de menos alguien con este toreo caro! Simulacro de pinchazo en el caballo. Toro nobletón. Buen quite. Tanda de naturales con la muleta ante un ejemplar noblote, justo de raza. Derechazos sin llegar al tendido. Otra de naturales y pase de las flores. Las tandas se sucedían sin rotundidad debido a la ausencia del protagonista de la Fiesta: el Toro bravo y encastado. Últimos naturales ante un toro moribundo. Media trasera. Cae el toro. Petición y concesión de oreja.

El quinto fue un negro mulato, listón y bragado. De lo mejor presentado. Sale suelto. Mete bien la cara. Sale largo. Le recetan un puyazo trasero, como todos. Algún día los picadores tendrán que rectificar y saber que a los toros les vienen mejor los puyazos en su sitio, detrás del morrillo. El toro se queda con poca fuerza . El subalterno Ramírez hace una suerte en desuso, el salto con garrocha al trascuerno. Viejas tauromaquias. Se agradece el detalle. Brindis de Morante al público. Después de unos ayudados por bajo, el toro se para y con unos pases por los pies le clava un pinchazo aliviándose y otra al paso de banderillas. Pitos.

En sexto lugar sale por chiqueros un negro mulato al que Pablo Aguado nos obsequia con unas verónicas de recibo muy  lentas, de pelos de punta. Caen sombreros a la arena. Hace tiempo que no se veía esta clase de gestos del respetable. Aplausos de tango. Inerrarable.  Un puyazo. Quite por chicuelinas. Aplausos. Último tercio, se para y se cae el toro. Si se cae el toro, se cae la fiesta. Mal asunto. Ya se lo debe mirar D. Juan Pedro. Palmas de tango ante otra tanda de naturales. Pitos y más gestos de desaprobación. Pinchazo. Palmas para Aguado.

Cuando casi que estábamos pensando en marcharnos, Pablo Aguado se acerca al Presidente y le solicita poder torear al sobrero. Concedido. Aplausos. Sale un castaño de la ganadería de Garcigrande, bien presentado. A la postre, el toro de más brío y juego de toda la tarde. Puyazo del que guarda la puerta. Aprieta en el caballo con la cara alta. Brindis al público. Voltereta del toro que lo acusa. Pase por alto, derechazos y el cornúpeto no acaba de entregarse. Otra tanda jaleada con gusto. Naturales de toreo caro. Ayudados por bajo y con mucho sabor y de cante grande. Estocada entera y caída. Petición unánime. Un clamor. 2 orejas. Puerta grande.

Ficha del festejo:

LXIII Corrida goyesca de Ronda.

Coso de la Real Maestranza de Caballería de Ronda. Tarde de no hay billetes en el festejo taurino adelantado a la Feria de Pedro Romero.

Toros: 6 de la vacada de D. Juan Pedro Domecq y un sobrero de Garcigrande. En general descastados, noblotes y de escaso juego, excepto el sobrero que fue a la postre el mejor.

Morante de la Puebla: Aplausos, Oreja y silencio.

Pablo Aguado: Saludos, Oreja, Palmas y 2 orejas del sobrero.

Incidencias: Sobresalió en banderillas y en la brega  Iván García. Buen par de Pascual Mellinas.

El sobresaliente fue el venezolano Simón Mijares “El Duende”. Según me cuentan, se apercibe de sanción al diestro Morante por no haber avisado de la actuación de su banderillero en la suerte de la garrocha.

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

uno × cuatro =